•   Shangai.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Apple extendió a China su sistema de pagos desde plataforma móviles Apple Pay, que deberá enfrentar una ruda competencia de las compañías locales que ya dominan el mercado.

Lo usuarios chinos podrán en adelante pagar sus compras con un iPhone, una tableta iPad o un reloj Apple Watch.

El presidente de la firma californiana, Tom Cook, dio la señal de largada: "Podrán comprobar hasta qué punto es fácil usarlo", escribió en la red social Weibo, dirigiéndose a la clientela potencial de China, segundo mercado de Apple después de Estados Unidos.

El argumento podría sorprender sin embargo a los chinos, más que acostumbrados a usar medios de pago electrónicos, principalmente a través de Aliplay, de la plataforma gigante de comercio electrónico Alibaba.

Los pagos en línea por teléfonos móviles en 2015 totalizaron en China 9,310 billones de yuanes (1.4 billones de dólares), en alza de 57%, según el portal especializado BigData Research.

A mediados de 2015, unos 360 millones de internautas chinos (más que toda la población de EE.UU.) pagaban bienes y servicios con sus smartphones.

Alipay reivindica 400 millones de usuarios "activos" y controla, según BigData Research, el 70% de las transacciones.

En segunda posición figura el sistema del operador de internet Tancent, con apenas 17% del mercado, pero en rápida expansión entre los 650 millones de usuarios de su mensajería WeChat.

A través de esos sistemas, los chinos pueden efectuar giros entre particulares, abonar sus facturas de electricidad o pagar un viaje en taxi o la cuenta de un restaurante.

Apple publicita su tecnología de pago sin contacto y la seguridad reforzada de su sistema de explotación iOS, pero solo controla el 15% del mercado chino de los smartphones.

La gran mayoría de los teléfonos celulares en China funcionan con el sistema operativo Android, por ende incompatible con Apple Pay.

Los analistas creen sin embargo que podría abrirse un espacio.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus