Redacción TECH y EFE
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En el Congreso Mundial de Móviles (MWC, por sus siglas en inglés) se reafirmó la tendencia a que todos los objetos estén conectados. En el evento realizado en Barcelona, España, se presentaron desde joyas que envían mensajes de emergencia, paraguas que avisan de la inminencia de la lluvia, se lanzaron nuevos teléfonos y cámaras térmicas.

Este año, han brillado los accesorios lujosos, moda, vehículos, realidad virtual, el tan cacareado 5G o las expectativas que rodean al internet de las cosas.

“Todas estas compañías enormes están buscando el próximo gran fenómeno que las haga crecer”, explica el responsable de diseño y “cuestionador de tendencias” de la consultora Fjord (del grupo Accenture), Andrew Beckley.

En esta edición, la realidad virtual ha marcado el paso: con solo colocarse un casco en la cabeza, los asistentes podían escapar de una tormenta de arena en Marte, ponerse esquís para dar saltos en la nieve o pintar un cuadro en mitad de la galaxia.

Una experiencia más prosaica y menos emocionante sale al encuentro del visitante: lavarse los dientes. Y es que Oral B defiende la higiene dental inteligente. Conectado al móvil, su cepillo Genius controla el recorrido, la duración y la intensidad del cepillado y enseña cómo mejorar la limpieza bucal.

Otro capricho es Ôia, una plataforma conectada sobre la que se posa un vaso o botella para controlar la cantidad de agua que se bebe durante el día y para recordar, a través de luces, cómo conseguir una hidratación óptima.

Ese espíritu de controlar cualquier variable de nuestro entorno alcanza su cénit con Oombrella, un paraguas que avisa al usuario cuándo va a llover o cuando se le deja olvidado en algún lugar.

También está Eva Facial Mouse, una aplicación gratuita que permite a las personas con movilidad reducida manejar sus smartphones Android con el movimiento de su cabeza.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus