•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los niños y adolescentes con dispositivos electrónicos, pasan gran parte de su tiempo navegando por Internet, y de no contar con una protección adecuada, es posible que sean un blanco fácil para el robo digital. Para prevenir este tipo de incidentes, los padres deben tener en cuenta algunos trucos útiles para proteger los datos y los dispositivos personales de los niños cuando se encuentran en el ámbito educativo.

El Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica ha dado a conocer algunos consejos para minimizar las probabilidades de que los jóvenes sufran el robo de datos personales como también el robo físico de los dispositivos:

1. APPS DUDOSAS

Para evitar que los menores instalen malware y aplicaciones móviles que puedan extraer datos, es necesario configurar el dispositivo para que solo instale aplicaciones provenientes de tiendas oficiales o para que solicite permiso antes de instalar cualquier aplicación. También es importante explorar las aplicaciones móviles con un producto antimalware antes de instalarlas en el dispositivo.

2.  LAS CONTRASEÑAS

Muchos sitios web y aplicaciones utilizan contraseñas para proteger el acceso a la información privada. Para simplificar el uso de las contraseñas, hay opciones fáciles de autenticación con las que se puede empezar. Una de ellas es instalar un administrador de contraseñas. Estas aplicaciones móviles crearán contraseñas fuertes y exclusivas para los niños, y se pueden actualizar periódicamente. El beneficio de esta aplicación, es que al tener una contraseña que no necesitan recordar ni escribir manualmente, los puede ayudar a protegerse ante ataques de phishing. Para la contraseña maestra del administrador, es recomendable que los niños usen una frase en lugar de una palabra ya que es fácil de explicar y de recordar, y a su vez, es más difícil que un atacante pueda adivinarla. La segunda opción para facilitar la autenticación es elegir dispositivos que usen un escáner de huellas dactilares.

3. CUIDO DE EQUIPOS

Los niños que no tienen edad suficiente para cuidar los dispositivos en forma razonable, tampoco tienen la edad suficiente para usarlos sin supervisión. Los jóvenes que tienen edad suficiente para cuidarlos, deberán aprender a no dejarlos desbloqueados ni solos. Para ayudarlos en esta tarea, se puede conseguir un bolso para transportarlos y que no anuncie lo que lleva dentro. Hay muchas mochilas y bolsos especialmente diseñados con un fuelle acolchado aparte para llevar dispositivos sin que se note.

4. RESPALDO

Si un niño pierde el teléfono o el equipo portátil y previamente se le había instalado una aplicación antirrobo, esta puede ayudar a rastrear el dispositivo, o al menos borrar en forma remota la información allí almacenada para que los contactos y los datos no caigan en manos de un tercero. Además, la mayoría de los dispositivos ahora ofrecen la opción de hacer un backup automático de los contactos y archivos multimedia, lo que puede ayudar a que el reemplazo del dispositivo perdido sea menos traumático.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus