•   San Francisco, California, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Google decidió este miércoles prohibir de su motor de búsqueda la publicidad de préstamos cuyas condiciones sean abusivas y amenacen con llevar a consumidores vulnerables a una espiral de endeudamiento.

A partir del 13 de julio, "prohibimos la publicidad de créditos fáciles y ciertos productos afines en nuestros sistemas publicitarios", anunció el gigante informático en uno de sus blogs oficiales.

Los créditos fáciles, generalmente a muy corto término y con intereses muy altos, consisten en adelantar una suma que el prestatario se compromete a devolver el día que cobre su salario. Si el préstamo es otorgado en línea, la persona debe autorizar que se extraiga el dinero de su cuenta el día indicado.

Te interesa: YouTube prepara servicio pagado de televisión en directo

"No autorizaremos más la publicidad de préstamos a 60 días. En Estados Unidos, prohibimos también la publicidad de préstamos cuyo interés anual sea 36% o más", añadió la compañía.

"Este cambio busca proteger a nuestros usuarios de productos financieros engañosos o nocivos, y no afectará a aquellas empresas que propongan créditos inmobiliarios, comerciales o líneas de crédito renovables (como tarjetas de crédito)", continuó.

En rigor, si alguien busca específicamente en Google un préstamo a descontar del salario, las sociedades que lo proponen aparecerán en los resultados. Por el contrario, si alguien busca "dinero para comprar comida", no verá aparecer ningún resultado de búsqueda de estas compañías, como puede ser el caso hoy.

La iniciativa de la empresa fue bien recibida por distintas asociaciones de defensa de derechos civiles.

"Estas sociedades han utilizado durante mucho tiempo publicidad engañosa y marketing agresivo para que los consumidores caigan en la trampa de préstamos a tasas ofensivamente altas, en muchos casos para quienes no pueden permitírselo", comentó Wade Henderson, presidente de la Conferencia Líder sobre Derechos Civiles y Humanos.

"Esta prohibición pone los créditos fáciles en su justo lugar, al lado de los explosivos y del tabaco entre los productos peligrosos que merecen el más alto nivel de vigilancia", agregó.

"Si está quebrado y busca ayuda en Internet, no debería sorprenderle la publicidad de créditos fáciles que cobran 1.000% de interés", advirtió también Alvaro Bedoya, director ejecutivo del Centro de Privacidad y Tecnología de la Universidad de Georgetown, a la vez que instó a otros grupos a seguir el ejemplo de Google.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus