•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Mantener una pareja toda la vida no parece fácil y las tentaciones para algunos son muchas. Por eso, algunos ingenieros han patentado un colchón chivato.  Los infieles tienen las horas contadas.

En este caso, se trata también de un colchón inteligente que se convierte en un auténtico detector de mentiras. 

Una empresa española, especialista de artículos para el descanso, Durmet, ha desarrollado Smarttress, "el primer colchón inteligente que detecta la infidelidad mediante una tecnología compuesta por 24 sensores ultrasónicos capaces de captar cualquier movimiento sospechoso de la cama y de informar a sus dueños a través de una app para móviles”, explica Jose Antonio Maíño, portavoz de Durmet.

Los últimos estudios señalan que la infidelidad aumenta y  hay que tener en cuenta que muchas de esas relaciones infieles tienen lugar en el hogar, por lo que Maíño indica que se les “ocurrió que un nuevo invento podía dar tranquilidad a hombres y mujeres no solo durante la noche, en las horas de descanso, sino también durante el día, cuando se ausentan del domicilio”.

Iván Miranda, ingeniero de Smarttress, explica que, en el momento en el que el colchón detecta una actividad sospechosa, “los sistemas de comunicación empiezan a enviar la información a un servidor que la procesa”.

Si los sensores detectan que el momento de uso no es el habitual, la frecuencia, intensidad o velocidad habitual de los movimientos tampoco son los comunes, envía una notificación al terminal al que está vinculado. 

Además, el software es capaz de conocer la posición en tiempo real de cada sensor y, de ese modo, mostrar un mapa 3D del colchón “para conocer exactamente qué zona está recibiendo mayor presión”.

Placentero

Por otro lado, si se trata de disfrutar de un buen descanso nada como un buen colchón. Existe una nueva generación de colchones denominados NGmatt. Son inteligentes, con un sistema innovador, que incluso ya están incorporados a instalaciones hoteleras especializadas en salud.

Se trata de un sistema novedoso por el que el colchón incorpora unos sensores capaces de recoger información de la persona que está tumbada sobre él y, de ese modo, adaptarse en cada momento a su morfología y posiciones para conseguir un descanso óptimo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus