•   Asunción, Paraguay  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Conocedor de lo que es usar prótesis, el paraguayo Antonio Resquín coordina un equipo de investigación que ha fabricado un brazo biomecánico casi cien veces más barato que los existentes, la primera de una serie de innovaciones, como sillas de ruedas, basadas en el bajo costo.

La nueva prótesis "made in Paraguay" desarrollada a partir de la impresión en 3D, rondaría los 1,000 dólares, mientras que los productos de titanio, acero o aluminio que se fabrican en China, Reino Unido, Alemania o EE.UU. se acercan a los 100,000 dólares.

Quienes pierden algún miembro lo que más desean es volver a ser como eran antes”. Antonio Resquín, Ingeniero.

Todavía en fase de prototipo, la prótesis surge de la preocupación por esa carestía de Resquín, coordinador del Centro de Innovación en Tecnologías Asistidas de la ciudad de Hernandarias.

Resquín dijo que sabe desde su propia experiencia la novedad que supone la creación de una prótesis accesible económicamente para cualquiera y con las funciones básicas.

El brazo biomecánico está fabricado de plásticos duros como el usado para los juguetes LEGO y tiene también la ventaja de que, ante la rotura de cualquier pieza, se puede volver a fabricar mediante una nueva impresión 3D, lo que evitará mandar la prótesis a reparar a su país de origen.

La prótesis se sujeta al cuerpo a través de un sistema de vacío y funciona a través de unos sensores colocados sobre la piel que detectan las señales mioeléctricas de los músculos mandadas por el cerebro, lo que genera movimientos básicos en el brazo biomecánico.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus