•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un conductor elige el camino correcto entre las bifurcaciones que surgen dentro de un bosque. Una persona invidente camina por calles y avenidas que desconoce. Un turista se dirige al centro histórico de una ciudad que pisa por primera vez. Un ciclista pedalea por caminos que nunca había transitado... 

Todos avanzan con seguridad y naturalidad, como si conocieran el terreno que recorren, sin dudar, sin necesidad de utilizar ningún soporte visible, como planos, mapas, pantallas del móvil o la tableta, gafas o relojes electrónicos, auriculares o GPS.

Nadie que los observe desplazarse sospecharía que esas personas conocen su punto de destino pero ignoran como llegar hasta allí, ni que su ‘sexto sentido’ para orientarse en zonas desconocidas o seguir la mejor ruta entre dos puntos,  es un cinturón que llevan debajo de su ropa y les va indicando la dirección a seguir emitiendo zumbidos en distintas zonas sobre su cintura.

Guía a una persona desde un punto A hasta un punto B, sin necesidad de mirar  la pantalla del móvil”. feelSpace, creadores.

Este  dispositivo puede indicar siempre el Norte como si fuera una brújula vibrando en el lado de la cintura que mira hacia ese punto cardinal o ser programado  mediante una 'app' del teléfono móvil, para que indique a cada instante la dirección que hay que seguir, mediante señales que apuntan a la dirección correcta.

El cinturón navi Belt (siglas equivalentes a ‘cinturón navegador’)  está desarrollado por  feelSpace y  consta de una serie de elementos electrónicos, una fuente de alimentación y unidades vibratorias alojados dentro de una banda de material textil elástico y resistente agua,  explican sus creadoras, Silke Kärcher, Jessika Schwandt, Susan Wache y Julia Wache.

VARIOS SENTIDOS LIBRES

Este  dispositivo puede indicar siempre el Norte como si fuera una brújula vibrando en el lado de la cintura que mira hacia ese punto cardinal o ser programado como el Polo Norte magnético o señalan el camino hacia un destino programado. 

Según feelSpace este sistema “puede guiar a una persona desde un punto A hasta un punto B indicando la ruta que debe seguir, paso a paso y sin necesidad de mirar  la pantalla del móvil para posicionarse sobre un mapa virtual”. 

“Esto supone una nueva forma, táctil e intuitiva, de percibir y entender el entorno, y permite orientarse al conducir un vehículo, viajar, andar en bicicleta, navegar o caminar, sin ocupar las manos, mirar pantallas o recibir instrucciones a través de auriculares”, señalan desde la compañía.

“El cinturón garantiza que uno siempre sepa hacia dónde dirigirse, tanto de forma autónoma en su función de 'brújula' que indica al Norte, como en sus funciones de ‘línea recta’ o de ‘ruta’ que fijar el itinerario hacia un destino, conectándose al smartphone de forma inalámbrica”, explican.

Este sistema permite "sentir" en toda la circunferencia del vientre y la cintura cualquier punto de destino en un radio de 360 grados, tras programar la 'app'. Además dispone de una batería recargable para, al menos, 24 horas de funcionamiento, según sus desarrolladores.   

“Su peso es de 450 gramos y es adecuado para circunferencia de cintura de entre 72 y 136 centímetros, puede  complementarse con el bastón de las personas invidentes al proporcionándoles una visión de conjunto de hacia dónde ir, pero no reemplaza este elemento”, añaden.  

Los cinturones que emiten señales táctiles simplifican la orientación y navegación en el espacio”. Silke Kärcher, creadora.

ORIENTACIÓN

Originalmente fue un proyecto de investigación de la Universidad de Osnabrück  en Alemania,  basado en el sentido de orientación de las aves migratorias.

“Este estudio demostró que los cinturones que emiten señales táctiles simplifican la orientación y navegación en el espacio, sin distraer la atención de otros sentidos como la vista o el oído, dando al usuario una gran sensación de seguridad y relajación”, según Silke Kärcher y su equipo.

El prototipo fue presentado en la feria CeBIT en Hannover (Alemania) previendo que comience a fabricarse a finales de este mismo año.   

"Al dejar la manos libres, este cinturón permite utilizarlas para hacer fotos, llevar algo o asir el manillar de una bicicleta o moto" explica a Efe, Julia Wache, cofundadora y responsable de comercialización de feelSpace.

Además quedan libres los oídos, con lo que la persona puede escuchar música, hablar con otra o atender el tráfico, según Wache. 

“Otra de las ventajas consiste en sentir alrededor de la cintura la dirección exacta hacia donde hay que dirigirse, que no requiere un esfuerzo mental adicional”, según explica Wache a Efe.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus