•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Mientras algunas compañías como Kaspersky trabajan para garantizar la seguridad de los móviles por medio del software, otras persiguen el mismo objetivo trabajando sobre el hardware. 

Es el caso de Bull que ha desarrollado el teléfono Hoox, que asegura la confidencialidad de las comunicaciones y datos de alta sensibilidad con distribución restringida y garantiza un estricto control de acceso a los datos del usuario. 

Este teléfono lleva un chip de cifrado que encripta las llamadas de voz, mensajes de texto, correos electrónicos y todo tipo de datos, así como un sensor biométrico que bloquea el dispositivo, permitiendo que solamente pueda activarlo su dueño legítimo colocando su dedo sobre un lector de huella dactilar, según Bull.

El Hoox, que emplea tecnologías de seguridad desarrolladas en Europa, está considerado a fecha de hoy uno de los móviles más seguros del mundo, y es un aparato que no está comercializado para el público.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus