•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El proyecto DuoSkin que desarrollan estudiantes del MIT Media Lab (Massachusetts, EE.UU.) plantea la fabricación “doméstica” de tatuajes temporales para crear interfaces a medida para manejar gadgets y ordenadores, apps o para jugar a videojuegos.

Los investigadores han desarrollado tres modelos de prueba para este tipo de interfaces; todos se basan en el uso de láminas de pan de oro, una lámina muy fina de oro batido usado en decoración. Es un material barato, no tóxico ni contaminante y no causa reacción en la piel. Y a la vez, es lo suficientemente fuerte como para soportar el trajín y uso diario durante varios días.

Actualmente, se comercializan tatuajes temporales de pan de oro y plata con fines meramente decorativos.

El primer tipo de interfaz DuoSkin se refiere a la entrada de datos y a la captura de gestos. Con una morfología que recuerda a los tradicionales teclados y botones el tatuaje forma una superficie táctil sobre la piel que reconoce los gestos que se hacen sobre él, con el dedo.

El segundo tipo está planteado para la salida de datos, para visualizar información. Para esto, los tatuajes contienen termopigmentos, partículas que provocan un cambio de color en el tatuaje cuando se calientan al hacer circular una corriente eléctrica de pequeña intensidad, inapreciable y aislada del cuerpo humano. Así el tatuaje cambia de color, por ejemplo, cuando hay una notificación.

El tercer y último tipo se refiere al intercambio de datos y a las comunicaciones. El tatuaje permite el intercambio de información entre dispositivos cercanos. Así que básicamente consta de un chip muy sencillo y una bobina bidimensional que sirve a la vez como antena y también para proporcionar electricidad al chip mediante inducción magnética.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus