•   Bratislava  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Varios países europeos estudian reclamar a Apple la devolución de parte de los impuestos que el gigante estadounidense no pagó en sus territorios, aumentando la presión sobre la optimización fiscal en un contexto de control del déficit.

"Queremos saber cuánto es ese impacto, queremos verlo", dijo el ministro español de Economía, Luis de Guindos, en una reunión de los responsables de Finanzas de la Unión Europea en Bratislava.

Para Guindos, "es fundamental que esos ingresos no se pierdan", en un momento de "esfuerzo importante" para reducir el déficit. España, que se enfrenta a una posible congelación de fondos europeos por incumplir el objetivo de déficit, debe alcanzar un 2.2% del PIB en 2018, después de registrar un 5.1% en 2015.

La Comisión Europea exigió a finales de agosto al gigante informático que devolviera a Irlanda más de 13,000 millones de euros de impuestos no abonados entre 2003 y 2014 en el país, decisión que Dublín y la empresa quieren recurrir.

Apple se benefició de las "ventajas fiscales" de Irlanda, donde llegó a contar en 2014 con un tipo de imposición del 0.005% según la Comisión, para declarar todas sus ventas realizadas en varios países, entre ellos varios de la Unión Europea.

El ejecutivo europeo abrió la puerta a que el resto de países pudiera solicitar la devolución de su parte correspondiente de esos 13,000 millones.

La campaña por estos impuestos llega en un contexto tenso para Apple, después de presentar su nuevo iPhone y la caída de las ventas de su célebre smartphone.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus