•   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un hombre llora desconsoladamente porque ya no podrá ver su culebrón preferido mientras su esposa, resignada, lo consuela; con este burlón spot, Netflix se enfrasca en una guerra con Televisa en la lucha por el mercado mexicano, el gigante de habla hispana.

El mensaje anuncia la salida de los programas de Televisa de Netflix en el marco de la pugna por los servicios de video en línea, que cuenta con 5,6 millones de usuarios en México con un potencial de crecimiento anual de 44,5%, según la consultora especializada en telecomunicaciones The Competitive Intelligence Unit (The CIU).

Por su parte, Televisa, que creó la plataforma Blim para hacer frente a la competencia, anunció el miércoles pasado un acuerdo para transmitir en exclusiva en América Latina contenidos de Telemundo y NBCUniversal, por lo que contará con cintas como "King Kong" y "Hellboy II: The Golden Army" o series como "Bates Motel" y "Spartacus", entre otras.

Netflix, con 83 millones de suscriptores en el mundo, llegó a México en 2011 y al ser pionera, según The CIU, ocupa 68,9% del mercado de este país de más de 120 millones de habitantes.

La competencia inicial de Netflix fue Claro TV, con 28,7% del mercado y propiedad del magnate mexicano de las telecomunicaciones Carlos Slim, quien ante obstáculos legales que le impiden operar televisión abierta optó por la transmisión en línea.

Televisa, la mayor cadena de habla hispana que por décadas acaparó las pantallas mexicanas, de varios países latinoamericanos y de otras regiones con sus telenovelas o "culebrones" que fueron traducidos incluso al árabe o al japonés, no se quedó atrás y en febrero pasado lanzó su filial Blim.

Para Netflix América Latina, la irrupción de Blim vino a confirmar "que el futuro de la televisión es por internet", dio la bienvenida a la competencia y continuo explorando opciones para la audiencia de México, donde ya produjo con éxito "Club de Cuervos", una de sus series originales que han sido claves para posicionarse.

Declaración de guerra

En su estrategia para impulsar a Blim, Televisa advirtió que para el tercer trimestre del año retiraría de Netflix sus producciones para ser transmitidas en exclusiva por su filial.

"Es difícil decir adiós", "no hay mal que por bien no venga", fue otro ácido video de despedida lanzado por Netflix y en el que contrasta escenas de jóvenes heroínas de culebrones de Televisa, que lloran a gritos, con una sutil imagen de una de las series españolas que causan sensación entre sus aficionados.

"Estamos seguros de que en México y luego en el resto de América Latina somos ya una opción relevante", dijo a la AFP Carlos Sandoval, director general de Blim sobre el avance de la empresa a unos meses de su creación, aunque se reservó la cifra de suscriptores.

Para competir con Netflix, Blim se apuntala en la enorme maquinaria de Televisa para producir contenidos exclusivos y se ha asociado con cadenas estadounidenses.

"NBC y Telemundo nos están dando en exclusiva sus contenidos", añadió Sandoval al señalar que trabajan de manera continua para "brindar una plataforma tecnológica de avanzada y contenidos relevantes" a sus suscriptores.

Blim arrancó con cerca de 800 títulos mientras que Netflix suma poco más de 600 a un precio que ronda los 5 dólares en ambas firmas en sus planes básicos mientras que Claro TV oferta más de 2.400 contenidos por unos 3,5 dólares.

Pros y contras

Pero en un análisis comparativo con Netflix, Blim no sale de todo bien librada.

Alvaro Cueva, especialista en contenidos audiovisuales y columnista del diario Milenio, criticó aspectos operativos como que el menú de Blim no ofrece opciones al usuario en base a sus preferencias.

En cuanto a contenidos, se hace eco de las críticas en redes sociales de que se presenten como producciones originales programas que ya han sido transmitidos en señal abierta o que fueron producidos por cadenas asociadas, caso concreto un documental sobre la recaptura del narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán dirigido por un conocido periodista.

"Se nota que los responsables de esta marca no saben nada de este negocio (...) ¿Quién quiere pagar en Blim a un conductor que entra todos los días a nuestras casas sin cobrarnos un solo peso?", escribió Cueva.

A favor de Blim juega la estadística pues según la encuesta nacional sobre consumo de contenidos audiovisuales, las telenovelas, terreno casi exclusivo de Televisa, siguen siendo de las más vistas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus