Mario Misael Centeno
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Skype queda fuera de las viejas versiones de Microsoft Windows Phone. La noticia pone a la plataforma de mensajería como un “chivo expiatorio” para liderar una estrategia más grande. La compañía quiere a toda costa fortalecer sus aplicaciones y competir en aguas peligrosas, iOS y Android.

Entre 2014 y 2015, el sistema operativo Windows Phone 7 y 8 —jugando en los teléfonos Lumia— llegó a soñar con ser un competidor para Apple. La ilusión duró poco. La línea de dispositivos quebró, llevando a bancarrota el éxito de la marca operativa. 

Microsoft tomó medidas para no desplomarse. Dividió las apuestas de inversión de su capital a dos vías: la producción de dispositivos y el desarrollo de aplicaciones. Dejó de fabricar la marca de dispositivos Lumia, sopesó en la venta de tabletas Microsoft y fortaleció a gran escala la calidad de sus ordenadores con la presentación de Pro Surface.  Tecno Sapiens

Su acierto más importante fue hacer más ágiles sus aplicaciones en cualquier sistema operativo móvil. Hizo más universales sus aplicaciones, las  mejoró de modo que en cualquier sistema tuvieran la misma agilidad e interfaz que en su forma nativa.

Esa estrategia fue agresiva desde el comienzo, cuando Microsoft compró Xamarin por 400 millones de dólares. Una compañía de desarrollo, que adquirió el año pasado y que le permitió abrir código fuente para asegurar un entorno de desarrollo multiplataforma.

Microsoft ha explotado en poco tiempo la experiencia de Xamarin para construir aplicaciones más eficaces y adaptables para iOS y Android, sin que pierdan la esencia de las aplicaciones en cada uno de los sistemas operativos. Por eso se puede esperar grandes mejoras para Skype al salir definitivamente de Windows Phone.

Exactamente hace un año Skype anunciaba quedar fuera de Windows Phone 8. Muchos usuarios de la aplicación habían recibidos muchas notificaciones de que sus cuentas no se sincronizan. En ese entonces Microsoft dijo que el sistema no se adaptaba a la nube, que habría nuevos cambios. 

El funcionamiento de Skype en Windows Phone había quedado a medias. Microsoft advertía que si bien la compatibilidad ya no estará disponible, la aplicación continuaría funcionando con limitaciones y problemas. Ahora, pasada la mitad del año 2017, Microsoft quiere limpiar totalmente los rezagos del fracaso de Windows Phone. Presiona a sus usuarios a dejar el sistema que ellos edificaron. El “Game Over” definitivo es sacar a Skype de los celulares que funcionan bajo ese viejo sistema. Ya lo hizo oficial. El próximo 1 de julio, Microsoft sacará el programa de mensajería de todos los sistemas que incluyen la versión 8, 8.1, y la primera versión de Windows 10 Mobile y Windows RT.

Este mensaje deja claro las nuevas funcionalidades que posiblemente se estén trabajando en Skype. Una aplicación que puede ser utilizada tanto para mensajería instantánea como para realizar llamadas de voz y videollamadas. Una plataforma que nunca perdió mercado y que juega en el tablero que  lidera WhatsApp y Telegram. Ha significado a lo largo de los años una propuesta que también compite con Messenger, Facebook y Hangouts. Tiene la fuerza de mercado y el potencial de una de las estructuras cibernéticas más fuertes, la nube. Y con el equipo de desarrollo de Microsoft, no descartemos cambios que puedan fortalecer la aplicación. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus