•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Dos de las operadoras más grandes de telefonía móvil de Estados Unidos, T-Mobile y Sprint, cesaron las negociaciones que mantenían desde hacía semanas para una posible fusión, según publica hoy The Wall Street Journal.

T-Mobile, filial del grupo alemán Deutsche Telekom, y Sprint, controlada por el grupo japonés SoftBank, son la tercera y la cuarta fuerza en servicios inalámbricos del país por detrás de Verizon y AT&T, y su unión habría abarcado a más de 100 millones de clientes.

Directivos de Sprint y Deutsche Telekom se reunieron en Tokio este fin de semana para abordar el marco que regiría la potencial combinación de compañías, pero no llegaron a un acuerdo y decidieron cesar la negociación, según indicaron las empresas en sendos comunicados.

El presidente y consejero delegado de T-Mobile en Estados Unidos, John Legere, escribió este sábado en su cuenta de Twitter que las firmas habían finalizado "conjuntamente" las conversaciones para abordar "la compra de Sprint".

"La perspectiva de combinarnos con Sprint ha sido atractiva por una variedad de razones, incluyendo el potencial para crear beneficios significativos para los clientes y valor para los accionistas", explicó en un comunicado.

"Sin embargo, hemos sido claros todo este tiempo en que un acuerdo con cualquiera debe resultar en un valor superior a largo plazo para los accionistas de T-Mobile en comparación con nuestro destacable rendimiento autónomo y nuestra trayectoria", agregó.

El consejero delegado de Sprint, Marcelo Claure, reconoció los beneficios que habría conllevado esa operación en la que Deutsche Telekom habría tenido un control total, según el diario neoyorquino (WSJ), que apunta a que el presidente de la firma, Masayoshi Son, no estaba de acuerdo con ceder ese control.

En lugar de avanzar con la fusión, Softbank planea comprar más acciones de Sprint en el mercado abierto -tiene el 80 %- y mantenerse por debajo del 85 %, que desencadenaría una oferta pública de adquisición, de acuerdo al WSJ.

Sprint y T-Mobile, que ya estudiaron una posible fusión en 2014, barajaron un acuerdo que habría convertido a Legere en consejero delegado de la firma resultante, señalaron fuentes conocedoras del asunto al diario.

Las autoridades estadounidenses indicaron en 2011 que consideraban mejor para la industria que hubiera cuatro proveedores nacionales de servicios inalámbricos en lugar de tres.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus