•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los videojuegos están de moda, tanto para el ocio lúdico como deportivo. Los porcentajes de ventas de este producto superan los 1,000 millones de dólares en beneficios de cara a 2020, según la página especializada Newzoo (https://newzoo.com),  y las cifras de eSports cuentan con una previsión de más de 1,000 millones de dólares en 2020, según la web Superdata (https://www.superdataresearch.com).

Pero esta tendencia actual tiene una historia cuyo origen se remonta al siglo pasado. Y es que mucho antes de la realidad virtual y los gráficos dignos del cine, estuvieron los píxeles en blanco y negro.

Durante la feria de videojuegos Madrid Gaming Experience, celebrada en la capital española, Efe acompañó a Rubén, un experimentado jugador, en un recorrido histórico a través del mundo “gamer”. De 1951 a 2017, esta es la historia de los videojuegos.

Pinball

El Pinball, ese famoso juego en el que una bola de metal debía golpearse con unas paletas dentro de la máquina, para hacerla chocar con diversos elementos y evitar su caída, tenía su espacio en la Gaming Experience: “Los primeros pinball eran solo mecánicos”, explicó Rubén, señalando los modelos disponibles. “Luego pasaron a ser electromecánicos y electrónicos”.

Este juego se remonta al siglo XVII, aunque la versión alargada que ha llegado hasta la actualidad es propia de 1930. Y, a lo largo de la década de los 70 del pasado siglo se popularizaron con las versiones de películas que conocemos en la actualidad. 

No es el único elemento retro que triunfa. La feria de videojuegos mostraba  también juegos pertenecientes a los tiempos de Atari (años 70) y se podía jugar al Space Invader (un juego de 1978). Y de ahí, viajar con las viejas Sega, Mangvarox o Nintendo, y revivir la aparición de la Play Station.

“Las más viejas ni las conocía. Me sorprende ver que, no solo antiguas generaciones, sino nuevas, hacen cola para jugar”, confesó Rubén.

Mientras tanto, la modernísima Nintendo Switch (que es tanto portátil como de sobremesa) y antiguos modelos de Gameboy (incluso la primera de todas, de 1989) se intercalaban en los estantes de las tiendas. 

Lo mismo ocurría con viejas sobremesas  que tenían tanta afluencia de público queriendo disfrutarlas como ocurría con la modernísima Xbox One X (que todavía no ha salido a la venta en todos los países, pero irá llegando entre noviembre y finales de año) o la Play Station 4.

Y es que las auténticas recreativas, viejos modelos de museo, no podían utilizarse. Pero las réplicas actuales, montadas en ordenadores nuevos y que emulaban el funcionamiento de las de antaño permitiendo disfrutar de esos antiguos juegos, también acumulaban colas de visitantes. Y además, estaban a la venta por precios que iban de los cientos a los miles de euros.

“Me quedé con ganas de jugar al ‘Operation Wolf’ con la ametralladora de los viejos tiempos”, dijo Rubén.

A la Gaming Experiencie de Madrid llegaron 104,132 visitantes, según informó Gameindusria.com,  lo que supone un incremento del 39%. Las competiciones de eSports, celebradas durante el evento gracias a ESL, recibieron a 2,000 personas entre el público.

Parece que el futuro de los videojuegos está en centrarse en los eSports por un lado, y seguir traspasando los límites de la realidad virtual por otro. Sin embargo, el nicho del “gaming retro” no puede ignorarse: la historia de los videojuegos no solo evoluciona, sino que se mantiene. Lo viejo, convive con lo nuevo.

Y en lo nuevo, las perspectivas económicas siguen apuntando al alza. Parece, por tanto, que a los videojuegos les queda mucha más historia por contar.
 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus