•   Managua  |
  •  |
  •  |

Su amor por la música comenzó desde muy pequeña, cuando su mamá Paula López acostumbraba escuchar jazz, melodías clásicas, brasileñas y son nicaragüense. Anielka Zárate López, de 29 años, es integrante del grupo Takina Inca (que significa hombres del canto y de la danza), quienes tocan ritmos andinos, con toques de marimba de arco y romántica, guitarra y bajo eléctrico.

Zárate es la única integrante mujer de esta agrupación conformada por siete varones, y donde ella ejecuta el instrumento andino conocido como “quena”, pero también es la vocalista y sabe tocar la flauta dulce.

Organizar su tiempo ha sido un reto, pues tiene que atender a su hijo llamado Ángel Mateo Escorcia, de 5 años, cumplir con sus horas laborales y dedicarse a la música; sin embargo, logra cumplir con todos estos asuntos importantes de su vida.

¿Desde hace cuánto te involucraste en la música?
Desde que tengo 14  años. Estudié en  el  colegio Santa Luisa de Marillac, ubicado en Larreynaga,  ahí pertenecía al coro del colegio, donde inicié con  la flauta dulce y donde aprendí a tocar con un grupo de profesores, entre ellos Freddy Martínez, exintegrante del Grupo Staccato y también perteneció al grupo de base de Luis  Enrique Mejía Godoy. En ese ambiente reconozco mi gran pasión y talento por la música, en particular por la andina. En el coro cantábamos y tocábamos desde la misa popular nicaragüense hasta canciones comerciales.

¿Cómo fueron tus primeros pasos como artista?
Cuando participé en el coro de la Universidad Centroamericana (UCA), el  cual era apoyado por la Compañía de Jesús y por Juan Solórzano, quien me invitó por primera vez a cantar en uno de sus tantos conciertos. Luego tuve mi primera participación en el Teatro Nacional Rubén Darío, en uno de los concursos de la canción nicaragüense organizados por el gobierno de esa época, compartí escenario con la crema y nata de la música nicaragüense, Ronald Hernández, Eduardo Araica, Andrés Sánchez, Hugo Castilla, entre  otros.

¿Desde hace cuánto pertenecés a Takina Inca?
El grupo tiene en sus andanzas musicales desde el 2008, soy cantante y quenista dentro del grupo. Pero también puedo ejecutar la flauta, la guitarra y el bombo leguero. La música que caracteriza al grupo es música latinoamericana, andina, afrocaribeña, nicaragüense, trova, en fin  básicamente música versátil.

Los instrumentos que se ejecutan dentro del grupo son: guitarra, bajo eléctrico, quena, charango, zampoñas, batería, congas, cuatro venezolano, cajón peruano, ocasionalmente agregamos marimba, piano y guitarra eléctrica, depende mucho del género que vayamos a interpretar.

¿Cómo organizás tu tiempo para seguir en Takina Inca?
Organizar el tiempo con Takina Inca y con cualquier actividad ha sido un gran reto para mí. Actualmente trabajo para una transnacional, por lo que he tenido la oportunidad de que se me brinde chance de siempre participar en los eventos del grupo, precisamente conocen y valoran el talento dentro de sus colaboradores y eso ha sido una gran ventaja para organizarme. En cuanto a mi hijo y cuando hay conciertos con el grupo, gracias a Dios puedo decir que cuento con el apoyo de mi madre para cuidarlo. Si ella no se encuentra disponible, me toca llevarlo al concierto o al ensayo, donde sea y a la hora que sea. Mi hijo está acostumbrado, pues desde mi embarazo ya lo andaba de arriba abajo, de tarima en tarima.

¿Cómo ha sido la experiencia en esta agrupación donde sos la única mujer?
Ha sido complicado, pero con el tiempo lo fui asimilando como normal, me ha servido para afianzar mi seguridad como artista y mujer, delante de cualquier situación o dentro del mismo  gremio musical. He aprendido que la mujer gana su espacio, por lo que sabe y demuestra que es capaz de lograr con su actuar, aun en los espacios donde por años se ha creído que los hombres son quienes dominan.

¿Creés que las mujeres se están involucrando más en la escena musical?
Puedo decirte que sí, hay un trabajo pujante de la mujer artista nicaragüense. Sin embargo, creo que debe trabajarse más en empoderar a la  mujer artista, de los espacios para mostrar su arte dignamente.

¿Qué te falta por hacer como artista y persona?
Como artista, consolidar un grupo que pueda manejarlo como una empresa. Como persona, aprender mejor el inglés y comenzar estudios de portugués, entre otros.
También quiero componer canciones. He realizado arreglos para canciones de diferentes artistas importantes de nuestro país, como Luis Enrique Mejía, en ocasión del Son Nica 2014; sin embargo  creo que debo incursionar más en la composición escrita.

La música la apasiona

Anielka Zárate
Edad: 29 años
Ocupacion: Vocalista de Takina Inca.

Anielka, además de tener una gran voz, toca tres instrumentos. Es de Managua, estudió Comunicación Social y tiene un niño de cinco años, que es Ángel Mateo Escorcia Zárate. En sus tiempos libres lee, escucha música con su hijo y sale a pasear. A esta joven también le gusta el deporte, especialmente el voleibol.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus