•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Bajo el nombre de “El tiempo detenido”, Chinandega recibe la muestra fotográfica que representa un extraordinario ejemplo de cómo la fotografía actual no solo es capaz de congelar el movimiento, a las cosas, personas y objetos que estén moviéndose, suspendidas eternamente, como si de esculturas se tratara.

Esta exposición itinerante del Instituto Goethe se compone de más de 50 fotografías y una instalación de video. El resultado son instantáneas del movimiento, interpretado en algunos casos por compañías de danza con gran trayectoria internacional como las de William Forsythe y Sasha Waltz.

Teóricamente, el movimiento y fotografía son una contradicción. La fotografía no puede reproducir el movimiento, sino que lo reinventa y adquiere una calidad estética completamente independiente del movimiento retratado.

La fotografía nos da el punto de vista del fotógrafo acerca del baile y del movimiento. La fotografía escénica y de estudio sirven de base para expresar las propias apreciaciones coreográficas visuales y ambas ofrecen una percepción representativa y subjetiva sobre la forma de arte en la interfaz de la documentación y autonomía artística, explicó como parte del mensaje de la exposición, Heydi Salazar, fotógrafa y promotora de la muestra en Chinandega.

La exposición es presentada en Chinandega gracias al apoyo de la Biblioteca Municipal y Heluza Producciones en el marco de la celebración de la IV edición del 180° Nicaragua, un festival cultural internacional que se realiza en esa ciudad.

La muestra, sin embargo, llegó al país dentro del marco de las celebraciones de la Semana Internacional de la Danza, que promueve la Iniciativa Cultural Alemana Nicaragüense con el apoyo del Instituto Goethe.

La exposición está abierta desde ayer al público, sin ningún costo, en la Biblioteca Municipal de Chinandega hasta el 10 de julio de 8:00 a.m. a 5:00 p.m.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus