•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Daniel Chávez es un chico tímido de 28 años que se desempeña como docente de arte en una galería llamada Arte Bello. Ha sido ganador de dos concursos de pintura tanto nacional como internacional. En esta entrevista revela detalles de su trayectoria.

¿A qué edad comenzaste a sentir atracción por la pintura?

Desde pequeño me gustó. Siempre mis padres me regalaban colores, con los cuales estuve experimentando de manera empírica el mundo de la pintura. Luego adquirí técnicas profesionales cuando ingresé a la escuela de arte.

¿Cuáles son tus influencias artísticas?

Tengo varias, tanto en lo clásico como en lo contemporáneo. Me gustan las obras de Salvador Dalí, porque hablan por sí solas. He recibido influencia hiperrealista a través del mexicano Omar Ortiz. Asimismo, he tenido el honor de conocer y  compartir experiencias con otros artistas de esta época, como es el caso del cubano Ricardo Maya y el nicaragüense Sergio Velázquez. En fin, admiro a los artistas que salen de lo convencional y plasman lo cotidiano.

¿A qué edad creaste tu primera obra y de qué trataba?

La creé a los 17 años.  Un retrato de Jesucristo que lo hice como un regalo para mi hermana.

¿Cuántas obras tenés?

Tengo más de 500, entre encargos y obras personales.

¿Joan Miró minimalista, Picasso cubista y Daniel Chávez…?

Es difícil determinar mis características y decir que me inclino por tal corriente. Es como que llevés a un niño a una dulcería y te diga que solo quiere comer chocolate, cuando hay caramelos, galletas, cajetas, etc. Quien define al final tu corriente, es el público.

¿Cuál es tu mejor obra?

Me gusta una en particular, pero siempre he dicho que mi mejor obra es la próxima.

¿Qué temáticas tratan tus obras?

Nunca es la misma. Siempre tratan algo nuevo, porque parten de alguna situación que me haya impactado. Aunque muchas veces me puedo inspirar en una fotografía, sentimiento, idea o persona. Mis temáticas son variadas.

¿Cuánto tardás en la creación de una obra?

Dependiendo del formato, puede ser 20 minutos, dos horas, a veces hasta un mes.

¿Sobre qué pintás?

Pinto sobre cualquier superficie, con cualquier cosa que manche.

¿Cuáles son tus sueños?

Que la gente llegue a conocer todas mis obras. Pinto para el público y me da satisfacción cuando le gusta lo que hago.

¿Has participado en concursos de pinturas?

Sí, he ganado dos. Uno de caricatura ambiental en el 2007 y el otro que fue en Guatemala en el 2011.

¿Por qué pintor y no músico o escritor?

Bueno, quise ser psicólogo, pero al final dejé la carrera porque en Guatemala, donde la estudiaba, me sucedieron muchas cosas que me impidieron terminarla. Vine a Nicaragua e ingresé a la escuela de arte. Disfruto mucho la pintura. Es conseguir que te paguen por hacer algo que te fascina.

¿Es mito o realidad que los pintores retratan a sus amoríos, porque son dados a la infidelidad? Como el caso de Rembrandt, Diego Rivera, Picasso y muchos más…

(Risas) Son estereotipos que se han formado a través de los años, pero no podés generalizar tampoco, esos tipos de desórdenes los pueden tener no solo los pintores, sino cualquier persona. Cuando uno encuentra a su persona ideal, ya no es así.

¿Cuáles son las dificultades que tenés actualmente en el ámbito artístico?

Primeramente poco patrocinio. En otros países se les otorga becas a los artistas para que trabajen. También tengo que costearme los materiales que son muy caros. Y la dificultad común, carencia de difusión de mis obras cuando voy a una galería a presentarla, muchas veces no la publican, porque no me conocen.

¿Cuánto cuesta una obra?

Depende del material y tamaño, puede ir desde los 800 hasta los 2,000 córdobas, si es un retrato tamaño carta con pintura.

¿Qué es lo que más te gusta pintar?

Me encanta lo que es el retrato, por el hecho que podés hacer mil y todos serán diferentes, porque las personas son únicas. Me fascina realizarlo con lápiz de grafito por el acabado que al final te da un toque de fotografía antigua (blanco y negro). Además que me encantan los altos contrastes. Lo sencillo no me gusta.

Plano personal

Daniel Chávez, pintor.
Edad: 28 años

Daniel se describe como un joven “bien tímido. Trato de hacer que mis obras hablen por mí”. En su tiempo libre le gusta hacer “lo normal: pasear, ver a mis amigos, escuchar música y ver TV”. Sobre su trabajo como profesor dice que es una de sus “mayores satisfacciones, porque me deja muchos amigos, encuentro personas con las que disfruto al mismo nivel el arte”.

 

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus