•  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Siempre soñaste ser músico?

Siempre supe que quería hacer algo creativo, pero hice muchas cosas diferentes. Me gusta mucho el diseño, siempre dibujaba, hacía animaciones en la compu, o aprendía a hacer videojuegos y creo que la música fue algo que siempre volvía, a pesar de que en momentos se me olvidaba la música siempre volvía a surgir.

¿Cómo inició tu trayectoria musical?

Siempre me encantó la música. De pequeño me ponía a escribir canciones y a dibujar las portadas de los discos. Con toda la influencia de mi mamá (Katia Cardenal) y mi tío (Salvador Cardenal), cuando tenía 15 años me regalaron un ukelele y de la nada surgieron canciones. Después, esas canciones las monté e hice arreglos con mi hermana y así surgió “Nina y Sebastián”. Llevamos cuatro años de carrera.

Estoy empezando mi nueva faceta como solista, pero el dúo continúa.

Contanos de tus temas como solista.

Como “Siddhartha” las canciones son un poco más oscuras, siguen siendo el mismo estilo como pop alternativo, pero abordan temas de experiencias un poco más personales. Mi nuevo sencillo se llama ‘Mal camino’, es una nueva etapa, la primera canción como solista.

¿De qué habla la canción?

Se puede interpretar de una forma romántica, pero también habla un poco de adicción a sustancias o personas y cómo nos puede lastimar aferrarnos a algo, a pesar de que todo mundo te dice que no te hace bien. Es un tema muy personal.

¿Cuál fue la primera canción que escribiste?

‘Brisa’. Mi papá vive en Noruega y esa canción fue una manera de enviarle una carta diciéndole que pese a la distancia quisiera que nos comunicáramos más.

¿Funcionó?

Desde entonces nuestra relación ha mejorado un montón. Algo bonito de la música es que uno vuelve a escuchar esas primeras canciones y te das cuenta que no es necesariamente lo que uno pensó que era en el momento.

En tu canción “No me dejen solo con mi mente”, escribiste: “me da miedo lo que piense la gente”. ¿Qué importancia le das a lo que dicen de vos?

En  lo personal, pienso que a uno siempre le importa lo que los demás piensen, especialmente la gente que uno quiere o que uno estima. La canción dice “no me dejes solo con mi mente, porque voy a exponer mi inseguridad y ansiedad”, pero creo que el final de la canción es positivo porque dice: “tal vez si respiro diferente o si miro diferente podría mejorar”, y creo que sí ha funcionado. Uno va encontrando en sí la seguridad para sentirse mejor y encontrar una felicidad que viene desde adentro.

¿Qué inspira tus canciones?

Mis canciones son muy sinceras. No soy de inventarme una historia que no tiene nada que ver con mi vida, pero hay canciones que no son específicamente de situaciones o sentimientos por los que yo atravieso, sino de gente cercana. Lo que me gusta de hacer canciones es poder escribir de una manera en la que todo el mundo se pueda relacionar con un sentimiento.

¿A dónde querés llevar tu música?

No tengo sueño de fama, pero uno siempre quiere que su música la escuchen lo más posible. Así que obviamente el sueño es seguir creciendo con el público e incluso llevar la música al extranjero, para que más gente pueda sentirla.

¿Una situación difícil que te haya marcado?

Tenía 14 años cuando murió mi tío y dos de mis abuelos, todo en un lapso de un año. No sabía cómo lidiar con eso, era muy cerrado, pero la música fue una salvación para mí porque pude sacar esos sentimientos.

¿Cómo has manejado ser el hijo de Katia Cardenal?

Hay personas que dicen que uno está en la sombra de sus padres, pero yo creo que para mí siempre ha sido una luz. Siempre ha sido sincera con nuestra música, fue hasta que empezamos a trabajar en serio cuando nos invitó a compartir escenario con ella.

¿Qué admirás de tu mamá?

A veces piensan que por el éxito que ella ha tenido, todo le sale muy fácil y que no nos cuesta nada la vida, pero no es cierto, como cualquier nicaragüense tiene que ganarse la vida. A veces no hay trabajo, pero aun así siempre sigue luchando para poder seguir adelante.

¿Cómo manejás la responsabilidad de ser el relevo de la música en tu familia?

Nunca sentí que fuera un relevo, porque al escuchar nuestra música se nota que es diferente a la del Dúo Guardabarranco. Sí hay una presión, porque nos gusta hacer las cosas bien ensayadas. Todo lo que nosotros compartimos es con mucho cariño y esfuerzo.

¿Qué refleja Sebastián?

Soy una persona muy “sobre” a lo nica. Me gusta decirle que sí a las oportunidades que surgen. He hecho cosas muy locas, que tal vez no sé hacer como bailar en el Teletón o ser presentador, y otras cosas que no tenía ni idea. Entonces por qué negarte una experiencia en la que vas a aprender mucho.

Hiciste pasarela, hace unos años, contame esa experiencia.

Es un hobby. Algo que tal vez no es mi vocación principal, pero que me gustaría seguir explorando.

¿Qué es lo más bonito de ser nica?

Ser cálido y espontáneo. Los europeos por ejemplo tienden a planificar todo, en cambio nosotros nos subimos a un carro y decimos: ¿ahora adónde vamos? Siempre hay algo divertido por hacer.

¿Te gustaría enamorarte?

Sí, me gustaría. Algo muy bonito de cuando estás enamorado de alguien es que de cierta forma toda la vida es color rosa, todo te encanta, pero creo que uno puede enamorarse de la vida sin necesidad de estar con alguien más.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus