•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Después de estudiar actuación en la Escuela de Teatro Justo Rufino Garay fueron muchas las puertas que se le abrieron a Roberto Guillén, de 25 años, las que aprovechó y lo han hecho crecer profesional y personalmente. 

Este joven, que viene de una familia de pintores y músicos, contó a El Nuevo Diario cómo se involucró en el mundo artístico y qué viene después de La Pantalla Desnuda (cinta de la cineasta francesa Florence Jaugey), donde fue uno de los protagonistas con el papel de “Alex” junto con los actores Óscar Sinela (España) y Paola Baldizón (Colombia). 

¿Cuáles fueron tus primeros pasos en la actuación?

Cuando estudiaba actuación me invitaron a un casting para actuar en una película costarricense que se llama “El rey del cha-cha-chá” y quedé. Después participé en un par de cortometrajes nicaragüenses y La Pantalla Desnuda. No es fácil, hay muy pocas iniciativas, proyectos  artísticos en los que uno se puede involucrar en cuanto a cine y teatro, es bastante complicado poder gestionar y gestar un proyecto acá.

¿Qué te ha permitido la actuación?

Para mí la actuación es como  permitirme a mí mismo desdoblarme  y ser cualquier persona que no sea yo. Cuando uno le comparte su cuerpo a otro personaje para contar una historia específica, y para que la gente crea la historia, se aprende y es muchísimo  más gratificante como actor. 

¿Qué tal la experiencia de compartir con actores extranjeros?

Ha sido súper enriquecedora. Creo que con Paola (Baldizón), Óscar (Sinela) y Octavio Alcázar (de “El rey del cha-cha-chá”), con los que he compartido, tienen demasiada experiencia y compartir con ellos con mi corta experiencia fue bastante interesante. Se aprende desde métodos de concentración, ejercicios de interpretación, entre otros. Yo tengo la escuela del Justo Rufino Garay, pero luego estudié actuación en televisión y cine en Costa Rica.

¿En qué otros proyectos has estado participando?

Creo que mi vida es gestionar. Todos los días me despierto con una nueva idea y propuesta. Trabajo con otros jóvenes en un portal que se llama Managua Furiosa, que surgió mientras yo estaba en Costa Rica. 

¿De qué se trata?

Managua Furiosa lo miraba como una necesidad comunicacional del país, de tener una plataforma donde pudiera encontrar contenido cultural y social sobre diferentes proyectos en los que  los chavalos se puedan involucrar. Comencé a escribir el proyecto, busqué fondos de Hivos Centroamérica, en especial “Actores de Cambios”, y ellos me han apoyado hasta el día de hoy. Somos cinco personas que estamos trabajando todos los días, pensando ideas,  entrevistando a personas, creando actividades para lograr crear espacios de encuentros culturales.  

Estuvieron de aniversario, ¿qué planes futuros tienen y cómo lo celebraron?

Estamos empezando a crear estrategias que tienen que ver con brindar servicios de comunicación  a proyectos culturales y sociales para crearles campañas publicitarias y capacitar a sus miembros. Celebramos el primer año de Managua Furiosa con la muestra de proyectos culturales, una feria de diseño local, conversatorios y talleres, además de un mural realizado por una artista costarricense. De igual manera tenemos varias actividades para el 2016, solo necesitamos buscar apoyo de la empresa privada u organizaciones. 

Te darás un descanso de la actuación, ¿o también trabajás en algo nuevo?

Tengo un par de meses trabajando  en producción audiovisual, producción, casting, vestuario para proyectos publicitarios. Pero para el 2016 viene un proyecto grande al cual me han invitado. Además, tengo planeado realizar una serie web para aprovechar el internet como herramienta. Se trata de una serie de 13 capítulos donde se hablen de tres personajes que viven en Managua, pero en distintos escenarios. Estará bajo mi dirección con el acompañamiento de un guionista y otros cineastas que me brindarán insumos, así como expertos en diferentes temáticas como el aborto, sexualidad, enfermedades de transmisión sexual y otras.  Parte de lo nuevo es el proyecto de Nicole Landau, “Mujer al pedal”, un proyecto de bicimáquinas con el que pretende que mujeres de las zonas rurales del país aprendan otro oficio. Esto estará acompañado por una escuela ambulante, donde se desarrollará un programa de televisión comunitaria y realizar videos con niños de toda Nicaragua para que se conozcan a través de este medio. 

Planes futuros

A mí me interesa un montón seguir trabajando de cerca con Nicaragua, tengo planeado estudiar un taller de dirección de actores y formato televisivo para niños y adolescentes.

Desde pequeño 

Sus familiares Milton Guillén, percusionista, y Armando Guillén,  escultor y pintor, forman parte de su inspiración para involucrarse en el medio artístico. Desde pequeño participaba en obras de teatro en el colegio y siguió así hasta que se graduó en la Escuela de Teatro Justo Rufino Garay. 

  • 25 años tiene este actor.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus