•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Este miércoles 4 de noviembre, Gabriela Escoto hará su estreno en el escenario con su principal instrumento musical, su voz. Esa noche, la solista lírica de 35 años se hará acompañar en el piano de su profesor Mario Rocha en el concierto al que denomina “Momentos”, que se llevará a cabo a partir de las 7:00 p.m. en el auditorio del centro cultural Pablo Antonio Cuadra.

“Estoy bastante ansiosa, ya quiero que llegue el día, le he puesto mucho cariño y siento como si fuera mi primer hijo, bien querido y deseado”, comenta Escoto. Explica que precisamente nombra como “Momentos” a su debut lírico, porque en física el término se utiliza para expresar el impulso que hace que un cuerpo se mueva. “Este es un primer empuje para mi carrera, a la  que no pienso ponerle punto final”.

“Este es un primer empuje para mi carrera, a la  que no pienso ponerle punto final”. Desde pequeña Escoto sintió gusto por la música y el arte. Su papá (q.e.p.d.) pintaba y escribía para él solo, entonces ella se ponía a hacer lo mismo a modo de juego.

Desde pequeña Escoto sintió gusto por la música y el arte. Su papá (q.e.p.d.) pintaba y escribía para él solo, entonces ella se ponía a hacer lo mismo a modo de juego. Como anécdota recuerda que a su corta edad escribió un cuento que se trataba de unos niños raptados por una bruja, a  quienes les sacaba las lágrimas hasta dejarlos deshidratados y  hasta había hecho los dibujos de los niños flaquitos para ilustrar el texto.

En primaria, impulsada por su mismo colegio, que exigía a sus estudiantes a elegir una actividad extracurricular, es que ella tuvo ese primer contacto con el canto y se dio cuenta de sus habilidades escénicas, formando parte del coro de la escuela. Este oficio empezó a tomar más seriedad y para el 2003 entró al conservatorio para estudiar canto. También es ingeniera industrial.

Música teatral

“A partir de esa fecha me atrapó la ópera, romances de zarzuela, antología francesa e italiana”, declara. Su voz es soprano dramático.

La joven ya había formado parte de diversas presentaciones, pero como invitada. “Con este concierto estoy marcando un cero, lo mejor es que me siento acompañada e impulsada tanto por mi familia como por mis compañeros de trabajo, quienes no ven esto que escogí como una pérdida de tiempo. Siempre he tenido la suerte que mis jefes me dan el permiso para continuar con mis clases en canto, mientras que mis amigos, cada vez que los invito se quedan asustados en el buen sentido porque solo han asistido a presentaciones de folclor”, detalla Escoto.

Escoto aún sigue perfeccionándose en el mundo de la música. Asiste a clases de canto un par de veces a la semana, su profesor es Mario Rocha, un grande de la música clásica y quien la acompañará este miércoles en su debut. Ella también cuenta que cuando está sola en su casa se pone a cantar y que en todo momento le está dando vueltas en su cabeza las notas que estudió.

Hasta el momento, Escoto no se ha puesto a componer canciones, pero siempre recuerda aquel cuento que hizo de niña, de la bruja y los niños, que todavía sigue  buscándolo desesperadamente en su casa, para tenerlo de recuerdo no solo en su cabeza, sino en físico.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus