•   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Unas 5 mil manzanas de tierra cubiertas en su mayoría por matas de arroz prometen hacerle vivir una experiencia inolvidable en la comarca Malacatoya, en el departamento de Granada. El verdor del campo hace juego con el azul del cielo, en este lugar bordeado por las frescas aguas del lago Cocibolca.

Es la hacienda Santa Lastenia, una propiedad que perteneció por más de 50 años al General Emiliano Chamorro, considerado primer caudillo de Nicaragua y último caudillo de América Latina. Es un lugar, dicen sus actuales dueños, que combina cabalmente la historia con la naturaleza para servirla en Malacatoya One Day Tour, como le han denominado a la travesía que está a disposición de los turistas.

La gira Animales cruzan el río Malacatoya.

Al llegar, el recorrido empieza en la Casa-hacienda, una antigua y espaciosa casa hecha de madera y tejas de barro que conserva en sus corredores objetos, documentos y fotografías que permiten echar un vistazo al pasado de sus primeros propietarios. “Este es un proyecto a través del cual queremos promover el turismo rural en esta bella zona de Granada, con actividades diferentes para que los visitantes entren en contacto con los árboles y los animales, con la naturaleza en todo su esplendor”, expresó Lastenia Enríquez, gerente propietaria.

De la casa sale un tractor a recorrer la comunidad y los bellos paisajes de los campos de arroz, propiedad de la familia Enríquez, que son cultivados por los hombres de la comarca.  “Agropecuaria Santa Lastenia está conformada por un total de 5 mil manzanas de tierra de las cuales  aproximadamente 3,500 manzanas están destinadas al cultivo del arroz. Su razón principal es la producción y comercialización de este grano, aunque también se dedica a la ganadería contamos con 1,700 cabezas de ganado”, explicó Byron Carranza, administrador del lugar.

  • Santa Lastenia emplea aproximadamente al 60% de la población total de la comarca Malacatoya, en su mayoría hombres.

El tour sigue a bordo de una lancha sobre la ribera del río Malacatoya, un refugio de vida silvestre para 100 especies diferentes de aves residentes y migratorias que le dan mayor color al paisaje. Quienes buscan observar estas aves, deben salir entre las 5:30 y 6:30 de la mañana, y de las 4:30 de la tarde en adelante, recomendó el guía Emerick López.

“Este bosque de galería es buenísimo para el avistamiento de aves, recordemos que la zonas arroceras son especiales para las zarcetas y la garza tigre”, mencionó.

Cuajadas y tortillas 

Si el visitante esta con ganas de conocer más sobre la vida en este lugar, qué le parece echar tortillas y preparar una deliciosa cuajadita con la leche que él mismo puede sacar de la teta de la vaca. Una persona le va dando las instrucciones, paso a paso. Después de esta merienda, pasamos al ranchón, un acogedor lugar diseñado para el descanso en hamacas y butacas, donde además se preparan los más deliciosos platillos típicos nicaragüenses. Las bebidas tampoco faltan, comentó la gerente.

  • La hacienda está ubicada a 28 kilómetros al norte del centro de la Gran Sultana. Para más información, puede comunicarse a los teléfonos 8634-6534 O al 7711-6973 también al correo electrónico lahaciendanicaragua@gmail.com

Al caer la tarde, la gira continúa en el trillo, donde otro grupo de trabajadores se encargan de transformar el arroz que llega de los campos hasta dejarlo listo en su empaque final.  

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus