•  |
  •  |
  • Edición Impresa

En el 2012, recién graduado de la carrera de ingeniería agropecuaria, el esteliano Eduardo Báez sabía que no deseaba enviar su currículo a ninguna empresa. La idea de emprender su propio negocio se estaba gestando y fue como nace Elotes Locos.

“Desde antes de entrar al Zamorano (universidad) yo ya tenía claro que no quería trabajar para nadie. Desde pequeño ya tenía desarrollado el liderazgo”, comentó.

Baez tiene claro que “todos los negocios exitosos son los que tienen más barreras. Yo, por ejemplo, tenía que importar la semilla desde Australia y también de Taiwán porque aquí no la encontraba.

Tenía que investigar y estudiar mucho”.

1 INNOVACIÓN

El mayor secreto de su éxito recae en el hecho de ofrecer a los clientes un producto novedoso y diferente. En Nicaragua ya se consumía el elote, pero no dulce. “Es diferente al maíz tradicional, su clasificación es distinta, tiene mejor contextura y sabor”, cuenta.

2 EQUIPO EN TRABAJO

Eduardo Báez cuenta que al inicio de su proyecto su equipo de trabajo estaba conformado por su familia: mamá, papá, hermana. Ahora que cuenta con tres puntos en Managua y dos en Estelí, emplea a 25 personas.

Además afirma que ser jefe no es lo mismo que ser líder y que el trabajo en equipo es lo fundamental para el desarrollo empresarial.

3 COMUNCIACIÓN

Báez, señala que uno de los requisitos principales del éxito es establecer una comunicación clara, esencialmente saber hablarle a las distintas personas que trabajan con él, ya sea un campesino, un cliente o un ejecutivo de una empresa.

4 CRECIMIENTO

Parte de su desarrollo empresarial se lo debe a las redes sociales. Elotes Locos comenzó con un puesto de ventas en el puerto Salvador Allende y este sábado abrirá su tercer punto donde ofrecerán nuevos productos y experiencias con el maíz dulce, como el elote asado con limón, por ejemplo.

Ya cuenta con dos puntos en Estelí, pero el próximo paso de Báez es crecer en Masaya y Granada.

5 IMAGEN

El creador de Elotes Locos afirma que vale la pena invertir en un logotipo y marca e inscribirse para no ser una mercancía. La presentación del producto y los elementos que identifican a la empresa son claves.

La disciplina y la perseverancia, pero también, la humildad son factores que van de la mano para crear, dirigir y mantener una empresa, aconseja este joven de 23 años.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus