•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Alejandro Molina es un jóven artista originario de Masatepe. Con tan solo tres años de tatuar ha ganado diferentes reconocimientos en convenciones internacionales, donde “con mucho orgullo represento a mi país”.  

Molina, quien descubrió su pasón por los tatuajes luego de viajar a España, señala que en la sociedad ha aceptado este trabajo como un arte y estilo de vida, gracias a la apertura de los medios de comunicación. 

"He profesionalizado mi trabajo por medio de seminarios cuando participo en convenciones, tutoriales en Internet y la práctica.  Pero me ha ayudado el hecho que estudié tres años la carrera de arquitectura y un año de diseño gráfico.", cuenta.

Molina vivió en España y cerca de su casa había un estudio, "fue entonces que me llamó la atención y visité el lugar. Ahí me dieron archivos para comenzar a tatuar y me recomendaron comprar mi kit y practicar en las pieles de cerdo.  Pasó un tiempo para comprar el kit, pero luego, cuando lo tuve, inicié haciendo líneas o dibujos pequeños para familiarizarme con la máquina y utensilios para iniciar a tatuar", relata.

He profesionali-zado mi trabajo por medio de seminarios cuando participo en convenciones, tutoriales en Internet y la práctica".

Este joven trabajó como supervisor de obra y contratista pero, al terminar uno de sus  contratos, decidió probar suerte con los tatuajes y se fue a San Juan del Sur a tatuar los fines de semana a personas que ya él conocía y que, por la distancia, no llegaban a Masatepe. 

Afirma que, hasta el momento ha participado en seis convenciones que se han realizado en Costa Rica y Panamá. "El próximo mes iré a Guatemala, luego nuevamente a Panamá, en octubre regreso a Costa Rica y a final de año posiblemente represente a Nicaragua en México. En estos encuentros aprovecho y asisto a los seminarios para informarme sobre las nuevas técnicas del tutuaje", comenta Molina.

Vivir del tatuaje en Nicaragua

Alejandro Molina señala que es posible vivir de los tatuajes,  pero si realizás un buen trabajo. "Aquí hay muchos tatuadores que se limitan a lo que pueden hacer, no tratan de mejorar, de invertir en mejores equipos, porque es importante tener buenas tintas, máquinas, no solo el arte de tatuar, eso es un complemento."  

Los tatuajes han  evolucionado y las personas también, pues antes los miraban de forma despectivas, pero ahora con los programas de televisión, se ha abierto la mente de las personas. A esto le añadimos el trabajo de los tatuadores nacionales, quienes han mejorado mucho en calidad y la comodidad de sus locales, indica este joven.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus