•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Carlos Ibarra afirma que siempre fue un  admirador de las artes en general, desde las artes plásticas hasta la poesía, pero nunca pensó convertirse en un actor y ahora que lo es, pretende aportar al cine nacional con ideas nuevas. 

Tiene 25 años. Es un joven platicón, carismático y  disponible a participar cuando de cine le hablan. El joven originario de Managua  contó que su  primer contacto con el arte fue en teatro. “Cuando estaba en la universidad, estudiando diseño, mis amistades y yo formamos un grupo llamado ‘Vagamundo’ porque teníamos la necesidad de contar historias, así que fue mi primer experiencia empírica. Ahí participé dos años. Durante todo ese tiempo realizábamos laboratorios de aprendizaje entre nosotros mismos, así que experimentábamos, leíamos y creábamos. La directora del grupo era Gabriela Montiel y trabajábamos con organismos no gubernamentales haciendo presentaciones sobre temas sociales”, recuerda.  

Luego de esos dos años se interesó en la actuación. “Fue entonces que miré un anuncio de clases de actuación en la Escuela de Teatro Justo Rufino Garay, asistí  para hacer casting y clasifiqué. Participé en varios talleres por cuatro años y trabajé también con ellos por cinco años. Estuve en la obra “La Frontera”, dirigida por Lucero Millán, en el teatro invisible, basado en la técnica de  Augusto Boal,  entre otras. Les agradezco por el aprendizaje y apoyo a mis maestros de artes escénicas Lucero Millán y René Medina, a ellos  les tengo mucha admiración”, dijo Ibarra.

A la TV

Carlos asistió al casting para la serie “Contracorriente” y quedó clasificado. Para él  fue una experiencia emocionante. En la serie, su personaje era “Gavilán”,  un trata de blancas que trasladaba chicas a otros países. “Ahí conocí a la cineasta Martha Clarissa Hernández, sin duda fue una gran escuela. Desde entonces comencé a tener contacto con el medio de la televisión y el cine en Nicaragua”.

Luego de Contracorriente comenzó a aplicar a talleres de  cine, actuación, participó en los campus centrales del Festival Ícaro Nicaragua y Centroamérica, talleres privados, entre otras clases. Luego actuó como Gregorio en  la película “La Pantalla desnuda”, de la realizadora Florence Jaugey. También estuvo en cortometrajes como “Persecución Visual”, del director colombiano Manuel Giraldo y “La Duda”, dirigida por Christian Herrera y producida por Kino Kabaret.

Asimismo, Carlos participó en la cinta “Besos de Bala”, del cineasta Diego de la Texera. Cuenta que  fue grabada hace un año y medio. “Mi personaje fue un general de la Contra, para este filme tuvimos una preparación física y psicológica, que nos brindó el Ejército de Nicaragua; además yo indagué sobre la historia de la Revolución. Subimos cerros, nos escondimos en la selva, aprendimos a respirar, entre otras cosas”.

Este joven señala que ser actor en Nicaragua es difícil, pero no  es imposible.  “Culturalmente nos estamos esforzando fuertemente, pero hay muchas cosas que se le impiden a la cultura aquí desarrollarse, lo menciono a nivel personal. Vivimos  en un país donde estamos luchando por crear una industria  cinematográfica, se están haciendo cosas y se tiene la intención seguir ese camino”. 

Proyectos 

Entre los proyectos que Ibarra forma parte está la serie  “La Tinaja”, dirigido por Vernon Guerrero Rizo y como productora está Perla Briseño. “Es un piloto  de serie de televisión que deseamos  se pueda desarrollar, pues trata sobre los mitos y leyendas de nuestra cultura”.

“El proyecto ahorita tiene escrito los guiones de los primeros capítulos y  para formular este  trabajo, se hizo un piloto promocional, donde  se concentra lo que  será la serie para ofrecerlo al público que quiera patrocinarlo o cooperar. A mí me llamó Perla Briseño para hacer casting y resulté como protagonista de esa historia “La Taconuda” y “La mujer vestida de blanco”. El tráiler está en YouTube”

El actor señala que está realizando un proyecto de propuestas audiovisuales cortos, filmados y editados desde nuestros dispositivos móviles. Quiere incentivar y promover la realización de ofertas creativas,  fuera del formato tradicional y con la simple ayuda de un smartphone. Tomando como referente , tenemos a Colombia, Argentina, Brasil, USA que son países que ya están teniendo producciones audiovisuales y festivales internacionales de cortos realizados desde dispositivos móviles.

 

 

 

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus