•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El último viernes de octubre, las calles de Masaya presencian una de las tradiciones más representativas de nuestro país, cientos de personas salen a las calles a celebrar la fiesta de los agüizotes, conservando frescas nuestras raíces culturales. El bar La Iguana Dorada se une a esta gran festividad el viernes 28 con un megabacanal de disfraces para todos los “iguaneros” con un ambiente cien por ciento nacional. Los artistas Marlon Pupiro y Michael Bejarano estarán a cargo de la decoración del local con máscaras y utilería típica de la ciudad.

“Nada de Halloween, todo es nacional”, menciona Tatiana Ramírez, gerente de La Iguana Dorada, donde se ofrecerá lo mejor de los agüizotes con premios a los mejores disfraces, bandas filarmónicas, las mejores promociones en bebidas y deliciosos platillos originales del bar.

Además, DJ Tavo en los controles a partir de las 10:00 p.m. activará la fiesta hasta el amanecer.

“En lo personal, esto es una tradición importante de los masayas y fuera de la ciudad, siempre nos visitan desde otros pueblos como Granada y Managua, todos los iguaneros de corazón están invitados a disfrutar de los agüizotes”, agrega Ramírez. El cover de la entrada es de C$50 y el bacanal iniciará a las 9:00 p.m.

¿SABÍAS QUE?

Algunos días antes de los agüizotes, también se celebra la vela de la Mocuana en una casa del famoso barrio indígena de Monimbó, Masaya: la casa está ubicada cerca del templo de Magdalena. Después de unas dos horas, mientras se reúnen los demás personajes que lleven la mejor vestimenta terrorífica, se hace un desfile nocturno para ponerle más terror a dicho evento, son llevados al Mercado Viejo de Artesanía de Masaya para poder elegir el mejor disfraz del día de la Mocuana. Todo este evento inicia a las 8:00 p.m.

En la vela hay mucha comida, la mayoría hecha a base de carne de cerdo, bebida como chicha de maíz, pinol y café, derroche de pólvora y más.

La palabra agüizote viene del náhuatl “agüi”, que se traduce como “agua”, y “zote” significa “espanto”, que hace referencia los espantos cerca del agua, río o laguna, llamado así por los indígenas nicas. Los cuentos y leyendas de camino contadas a los masayas pronto se convirtieron en una fiesta que nació en el barrio Monimbó hace aproximadamente 40 años. Hoy ha trascendido a toda la ciudad y los visitantes nacionales y extranjeros. Algunos personajes como el Padre sin cabeza, la Llorona, la Mocuana y el Cadejo bailan al ritmo de las bandas filarmónicas, salen a las calles a desfilar como bailantes y hacerles travesuras a los espectadores.

El bar La Iguana Dorada está ubicado de Palí Central, 4 cuadras al oeste en Masaya.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus