•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con apenas 20 años de edad, el joven y talentoso cantante Víctor Vargas —mejor conocido como “Drago Max”— tiene 22 canciones inéditas grabadas, toca varios instrumentos, produce y es la voz detrás de reconocidos comerciales de televisión y radio. ¿Cómo ha logrado tanto en tan poco tiempo? Estudiando.

Originario de Matagalpa, Víctor Vargas llegó a Managua cuando tenía ocho años.           La música siempre lo apasionó. Su abuelo era mariachi, pero el género norteño no era de su agrado. Es un artista diferente: amante del jazz, el blues y el country.

“El estudio de la música para mí era cuestión de todos los días. Mi secundaria era full estudios de lo que se conoce como escalas, simetría, notas musicales. Después me compré una guitarra, luego fui teniendo todos los instrumentos que había aprendido a tocar y así me fui apasionando”, relata “Drago Max”.

A los 12 años comenzó en el coro de una iglesia evangélica tocando la batería. No se quedó solo con un instrumento y de manera autodidacta aprendió piano, guitarra acústica y guitarra eléctrica.

También ha trabajado como productor con distintos artista jóvenes nicaragüenses, tales como Myla Vox, Ángel Mike y BNB. Confiesa que lo que más lo apasiona es la producción de audio.

Quiso estudiar Diplomacia y Relaciones Internacionales, pero declinó. Quiere seguir en la música. “Hasta ahora soy un claro ejemplo de que cuando se quiere lograr algo solo se necesita iniciativa y dedicación. Todo lo que he aprendido es por mi cuenta. En  Internet hay un sinnúmero de herramientas, no solo YouTube. Pero ahora mis planes son estudiar música profesional en México o Panamá”.

Víctor Vargas se ha presentado en diferentes bares y discotecas de Managua como cantante. Mañana en el Chillout rendirá un tributo junto al cantante Byron Castillo, de Party Station, a los artistas británicos Ed Sheeran, Adele y Sam Smith.

Deslumbra en redes

Las redes sociales han sido un fuerte apoyo para la incipiente carrera de Víctor Vargas. En Facebook cuenta con más de 5,000 seguidores. Cada noche es común verlo hacer versiones de canciones de otros artistas donde deslumbra con su potente voz.

El amor por el estudio lo ha llevado a conocer más la música. En sus tiempos libres este joven talento estudia doctrinas, arte, la Biblia, esoterismo, ocultismo, el catolicismo, pero dice no ser seguidor de ninguna religión.

Por eso las 22 canciones que ha compuesto “tratan básicamente de rebelión, un encierro profundo del ser humano con sí mismo y el engaño de los que viven una falsa felicidad. Mis letras no son comerciales”, explica el cantante, quien agrega que los temas que tiene grabados los publicará una vez que concluya la producción visual de los mismos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus