•   El Castillo, Río San Juan, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un lugar donde la tranquilidad de la noche invita a un delicioso sueño, con el susurro de la corriente del río de fondo y a un despertar con el canto alegre de pájaros que revolotean frente a la ventana, es un gusto y un placer que se lo puede dar todo nicaragüense o extranjero al visitar la Reserva Silvestre Privada Montecristo, en el municipio El Castillo, Río San Juan de Nicaragua.

El caudaloso río San Juan es el cómplice ideal para un viaje de aventura y placer a este paradisíaco paraje, donde la naturaleza embriaga al visitante con el verdor de sus plantas y árboles que casi besan la corriente del río con sus ramas y bejucos habitados por monos araña, congos, iguanas verdes, garzas blancas, grises y patos chanchos.

Esta reserva tiene 120 manzanas de extensión, de ellas, el 70 por ciento es bosque primario dedicado a la conservación y el resto está dividido en áreas para crianza de caballos, siembra de cacao y frutas para atraer a los pájaros, mariposas y otros animales silvestres del bosque y para los huéspedes del hotel Montecristo River Lodge que funciona a la orilla del majestuoso río nicaragüense.

Caminatas

En este lugar, el visitante puede hacer caminatas diurnas y nocturnas en senderos cubiertos de frondosos y muy productivos árboles de mangos, zapotes, guanábanas, anonas, mamón chino, mandarina, limones, naranjas, papayas, plátanos, guineos, icacos, nancites, guayabas, cocos y hasta melones que se cultivan en los claros de la reserva.

Para los amantes de la fauna silvestre, en Montecristo, estudiantes, científicos y turistas de todo el mundo pueden avistar en medio del bosque hasta 145 especies diferentes de aves nativas y migratorias, incluyendo trogones, águilas arpía, lapas verdes y rojas, monos aulladores, cara blanca y araña, osos perezosos, ocelotes (tigrillos), ardillas, garrobos, venados, guardatinajas y hasta dantos.

En el río, además de su potencial como zona de pesca deportiva, con sus enormes sábalos reales como máximo trofeo, por el día se puede hacer paseos en kayak o botes de remos y a motor hasta la reserva Indio Maíz, pasando por el Castillo de la Inmaculada, observar garzas blancas, nidos de oropéndolas colgados de los matapalos y patos chanchos pescando machacas (sardinas), así como perros de agua (nutrias), culebras y otros animales acuáticos y por la noche se pueden hacer tour de caimanes sobre los ríos Boca Negra, los Sábalos y Poco Sol.

En familia

Agustín Llanes, propietario de la reserva, explica que este es un lugar ideal para vacaciones familiares o de grupos de amigos, ya que ofrece todo lo necesario para estar en contacto con la naturaleza, en un ambiente de paz, alejado del estresante ruido de las grandes ciudades.

Pero además, ofrece alternativas de recreación que incluyen paseos a caballo, expediciones a lo interno de la reserva, observación de aves y ranas ojo rojo y camufladas, y pesca deportiva, entre otras. Llanes explicó que durante el verano se hace un tour “histórico” para observar los barcos de vapor hundidos de la Ruta del Tránsito, que funcionó durante la fiebre del oro de California, entre 1848 y 1855.

Igualmente se hacen expediciones hasta la desaparecida ciudad de Greytown y la actual San Juan de Nicaragua, ubicada en la salida de las aguas del río al mar Caribe, en un viaje de casi 200 kilómetros de verdor y naturaleza salvaje al lado izquierdo, que corresponde a la Reserva Indio Maíz, de Nicaragua, ya que a la derecha el gobierno de Costa Rica construyó una carretera paralela al borde del río que destruyó gran parte del bosque y está contaminando con sus sedimentos el caudal del San Juan.

El puente San Fe

Desde que se puso la primera piedra para la construcción del puente Santa Fe, sobre el río San Juan, que unirá a Nicaragua con Costa Rica, los productores y dueños de empresa turísticas tienen esperanza que esto impulsará la economía local con el movimiento del transporte internacional y la entrada de turistas, que ya no tendrán que dar la vuelta alrededor del lago de Nicaragua para llegar de Peñas Blancas hasta este departamento.

-“Ese puente puede ser la salvación del río, toda la gente y los turistas americanos pueden venir aquí por tierra de Costa Rica, sin dar la gran vuelta al lago entrando por Peñas Blancas, además, se puede venir en vehículo hasta Sábalos desde San Carlos y desde el mismo puente, porque hay un camino que conecta hasta Boca de Sábalos”-dice con entusiasmo Llanes.

Hospedaje:

Todo incluido: (Refrescos, comidas, dormida, tour de caballos, canoas, caminatas, etc) extranjeros $75, nacionales, 20 por ciento descuento.

Solo dormida con desayuno incluido: $85 por pareja. Tour de caballos $10, canoas y kayak $10 por persona. Tour de pesca para dos personas $200, Tour al Castillo: $200.

Gastronomía

La especialidad del hotel es la barbacoa, el guapote y el filete de róbalo y lo mejor de todo es que al cliente le preguntan qué quiere comer y aquí le cumplen su deseo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus