•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El aire fresco y puro que se respira bajo centenarios y frondosos árboles de ceibo, jenízaro y guanacaste a la orilla del río, es solo uno de los motivos para entrar en contacto con la naturaleza, donde muchas especies de animales silvestres han hecho de la Reserva Silvestre Privada La Máquina su hábitat natural, para deleite de los visitantes.

La cascada es el mayor atractivo de la máquina.La Máquina es el núcleo del Corredor Biológico Diriangén, que tiene un área de 124 kilómetros cuadrados de extensión, o sea 12,400 hectáreas, de las cuales el 60 por ciento es de vocación forestal,  según un estudio realizado por el ingeniero Carlos Laínez, especialista en recursos del agua y medioambiente.

Pero la mayor riqueza de este corredor biológico es el agua de sus ríos y quebradas, que a lo largo del recorrido por su irregular topografía va irrigando cultivos y abasteciendo de agua a fincas y comunidades a su alrededor hasta su salida al mar por la bocana de La Boquita. 

En total, 40 propietarios productores de agua de comunidades aledañas,  que aglutinan a más de 3,000 personas, son los encargados de cuidar y conservar, desde sus fincas,  el vital líquido del que dependen para subsistir.

La Trinidad es el principal de los cuatro ríos que hay dentro del Corredor Biológico Diriangén, del cual 2 kilómetros pasan por el corazón del Centro Ecológico La Máquina, que tiene como uno de  sus principales atractivos una impresionante cascada de unos diez metros de altura, cuyas aguas al caer forman una tentadora poza que invita a un refrescante chapuzón. En la actualidad, el caudal del río ha bajado mucho y la poza está casi seca.

 

Potencial turístico

Desde tiempos inmemoriales, La Máquina fue un centro de atracción para cientos de familias diriambinas que venían a los mares del sur de Nicaragua a pasar las vacaciones de Semana Santa, según cuenta Berenice Maranhao, propietaria de esta reserva silvestre.

“La gente venía en carretas de bueyes, salía de madrugada de la cuesta del perro en Diriamba y llegaba de noche a Apompuá, capital del imperio del cacique Diriangén y dormían a la orilla del río. Traían tres carretas, una llena de gente, otra carreta llena con la comida de la gente y la otra llevando la comida de los bueyes, al día siguiente pasaban por La Trinidad para abastecerse un poco de comida y seguían rumbo al mar a divertirse y al regreso del mar pasaban por La Máquina, quitándose la sal del cuerpo”, cuenta Maranhao.

Lo que hace agradable el clima en este lugar son los más de 85,000 árboles que a lo largo de más 20 años ha sembrado la familia Maranhao en un ambicioso plan de reforestación que Uno de los senderos de la reserva ecológica la maquina.convirtió estas tierras pobres en vegetación en un verdadero bosque tropical, rico en biodiversidad animal y vegetal. 

En este lugar, el visitante solo necesita caminar a la orilla del río La Trinidad para sentir sobre la cabeza el vuelo de bandadas de pájaros y mariposas, ver monos congos por la mañana y con suerte algún arisco venado tomando agua. Pero también se puede aprovechar para disfrutar de un día de campo con la familia o un paseo con los amigos. 

Por la comida no hay que preocuparse, pues aquí hay servicio de restaurante con comida típica caraceña, donde también el visitante puede pescar en pileta una tilapia y pedir que le preparen este pescado frito a la hora del almuerzo, pues aquí existe una crianza de tilapias en cautiverio. Igualmente hay una crianza de peces de colores para repoblar la pecera.

También se ofrece servicio de senderismo y cabalgata para recorrer la reserva y visitar las fincas vecinas, donde se puede conocer el proceso del ordeño de las vacas y la fabricación de cuajada. Desde el sendero del Indio Desnudo, en días despejados se puede ver el mar y el volcán Mombacho.

La Máquina también cuenta con servicio de hospedaje para 5 personas, con todas las facilidades modernas, desde baños, internet wifi, TV por cable, terraza, etc.

La población utiliza el río para bañar y lavar.Amenazas

La principal amenaza en este paraíso natural y en todo el Corredor Biológico Diriangén es  la deforestación y el uso indiscriminado del recurso hídrico que hacen las empresas del azúcar,  que succionan el vital líquido en la parte baja, lo que a juicio del ingeniero  Laínez genera presión arriba y el agua se escurre con mayor rapidez. Esto, aunado a las condiciones geológicas del terreno que no permiten almacenar aguas subterráneas, está ocasionando la escasez de agua. Por eso se necesita una estrategia de desarrollo de los recursos de agua, asegura el ing. Laínez. 

 

Tomá nota:

Costo de hospedaje:
US$40 por persona, con desayuno incluido.

Contribución por entrada: C$100

Cómo llegar: 
De la parada de la UCA salen microbuses a Diriamba, allí tomar un bus a La Boquita y bajarse en el km 58, antes de llegar a la comunidad La Trinidad.

  • 300 colegios de primaria y secundaria de toda Nicaragua han participado en el proyecto del Aula Verde, en la Reserva Ecológica La Máquina.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus