•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuatro kilómetros al norte de Chichigalpa, en la comarca El Pellizco, un productor agrícola  convirtió su pequeña finca en un nuevo destino turístico, donde el visitante puede caminar entre surcos de papayas, guayabas,  guanábanas, berenjenas, piñas y limones, para luego subir a la cima del San Cristóbal, el volcán más alto de Nicaragua, con 1,745 metros de altura sobre el nivel del mar.Recorrido de papayal en cuadriciclo.

Cultivos

En las tres manzanas de tierra que tiene  la Finca Santa María Ecotur San Cristóbal, su  propietario, Pedro Molina Salmerón, supo aprovechar las condiciones del clima y del suelo bañado por arena y ceniza volcánica,  para cultivar diversas especies de frutas tropicales que logran cautivar  a los visitantes por el peso y tamaño que logran desarrollar.

Molina Salmerón explicó que su éxito se debe al tipo de semilla y  la técnica de cultivo por goteo  que aplicó. Su innovación consiste en el uso de semillas especiales para terrenos calientes y arenosos como el que existe a lo largo de la cordillera  volcánica de los Maribios y el aprovechamiento del espacio para sembrar en una misma parcela diversas variedades de árboles frutales y hasta legumbres.

HospedajePedro Molina Salmerón, propietario de Santa María.

“Aquí tengo 560 matas de guayaba y cada árbol da hasta 517 frutas por año, con un peso de 3 libras cada una y cada árbol de papaya produce hasta 350 frutos al año, que se venden en los supermercados del país, también elaboramos jaleas y almíbar de estas frutas”, explicó el productor.

Además de frutas, verduras y legumbres, finca Santa María ofrece caminatas por los senderos a pie,  a caballo o en cuadraciclos,  así como también expediciones a la cima del volcán San Cristóbal, donde si les agarra la noche, se  pueden quedar a dormir en el hotel de la municipalidad, en la falda del coloso..

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus