•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El comité del Premio Nobel distinguió al santaluciano Derek Alton Walcott (1930-2017) con el máximo galardón universal de las letras, el Premio Nobel de Literatura, por su poema épico “Omeros”, publicado en 1990 en el que, en siete libros, hace un viaje por el Caribe, basado en la tradición homérica, en el que incluye experiencias de sus estancias en Lisboa, Londres, Dublín (Irlanda), Roma, y Toronto (Canadá). La memoria de Walcott y el deseo por conocer la obra de este escritor considerado una de las más importantes plumas de la literatura inglesa, es un motivo más para conocer la isla de origen volcánico que anualmente visitan centenares de miles de turistas. Fotografía de la bahía de Soufrière al sur del puerto de Castries.

Se trata de un polo turístico de las Antillas Menores,  que es un pequeño estado y antigua colonia británica, rodeada de 158 kilómetros de línea costera, al que se llega por vía aérea o marítima y que forma parte de una de las rutas habituales de diversos cruceros caribeños.

Turismo

La isla cuenta con dos aeropuertos, el George F.L. Charles, localizado en Castries, la capital, que presta servicio a las islas vecinas, y el Aeropuerto Internacional Hewanorra, ubicado en el sur, que atiende la mayoría de vuelos internacionales. Por mar se llega al puerto de Castries, que alcanza a albergar hasta cuatro grandes buques de recreo al mismo tiempo, o en barcos de menor tamaño, a alguna de las numerosas marinas privadas que hay alrededor de la isla.

Los sectores económicos que más aportan a la economía de Santa Lucía son el turismo y las finanzas internacionales, mientras que el cultivo de plátanos, de gran importancia en el pasado, se ha reducido notablemente. Los lugareños afirman que entre los lugares que no se pueden dejar de visitar en Santa Lucía están el parque Derek Walcott, en Castries.Casa de Gobierno de Santa Lucia. Santa Lucia es un pequeño estado insular  rodeadO por 158 kilómetros de línea costera al que se llega por vía aérea o marítima.

Este parque alberga un busto en homenaje a otro ilustre santaluciano, el Premio Nobel de Economía 1979,  William Arthur Lewis, galardonado por sus aportaciones a las investigaciones en materia de desarrollo económico, con especial énfasis a los problemas que enfrentan los países del Tercer Mundo. Al sur de Castries está Marigot Bay, una pequeña bahía de ensueño con varios complejos vacacionales, residencias privadas y restaurantes y que, en 1967, sirvió para la filmación de algunas escenas de la película “Dr. Doolittle”, protagonizado por Rex Harrison.

La bahía 

La bahía de Marigot, calificada por el novelista estadounidense James A. Michener como la más bella del Caribe, es también el punto preferido por los navegantes deportivos que lo buscan para guarecerse durante la temporada de huracanes en el Caribe. A poca distancia de allí, en la bahía de Soufrière, se yerguen las montañas Pitons: la Gros Piton que se alza 768 metros sobre el nivel del mar y Petit Piton, 750 metros.

Estos picos volcánicos declarados en 2004 por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad bajo el nombre de Zona de Gestión Ambiental de las Pitons, son el símbolo de la isla y sirvieron de inspiración para la bandera del país.

Otros imperdibles son el jardín botánico, los baños minerales y la catarata de Diamond, en Soufrière, que ocupan una extensión de unas mil hectáreas donde el visitante puede disfrutar de baños azufrados medicinales, contemplar numerosas plantas tropicales o realizar un safari fotográfico en la catarata.Una vista del puerto de Castries, desde la popa del crucero Zenith de Pullmantur.

Muy cerca de Castries están las ruinas del cuartel en Morne Fortuné, colina de la buena suerte, donde franceses y británicos libraron cruentas batallas por el control de la isla, y actualmente se conservan las tres celdas de los guardias y ruinas de los edificios.

También el Parque Nacional de la Isla de la Paloma es muy visitado por los turistas que buscan algo de historia en sus viajes, pues allí se pueden hacer una idea de cómo los ingleses controlaban los movimientos de la armada francesa acantonada en Fort Royal en la vecina isla de Martinica. Muy cerca de Soufrière está el molino de azúcar de Sikwe, en el interior de una plantación de caña en la que se puede observar cómo era el trabajo que hacían los esclavos traídos de África en estas haciendas extractoras de melaza; hoy día la plantación también exhibe un pequeño jardín botánico con plantas de la región.

Santa Lucía ofrece al turista toda una infraestructura hotelera que se acomoda a casi cualquier gusto y presupuesto, y la mejor época del año para visitar la isla es el primer semestre, hasta que comienza la temporada de huracanes que se extiende de junio a noviembre. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus