Secciones
Multimedia

Un solo destino: Nicaragua, y más de cinco volcanes para escalar

Foto por: Orlando Valenzuela

En el volcán Cerro Negro se puede hacer Sandboarding.

Turismo. En este texto te ofrecemos más de una oportunidad para hacer turismo volcánico en el país.

Nicaragua es conocida en el mundo como la tierra de lagos y volcanes porque a lo largo y ancho del país se pueden observar inmensos lagos y colosos activos que causan admiración entre todos los que visitan estos lugares.

Escalar un volcán activo es una experiencia única. La adrenalina se sube al cien. Esa sensación se puede disfrutar con la mayor seguridad personal haciendo un tour por los  10  volcanes  más emblemáticos del cinturón de fuego que forman la cordillera volcánica nicaragüense. En las faldas de estos volcanes existen empresas locales, guías y turoperadoras que ofrecen acompañamiento y apoyo logístico para escalar estos colosos.

La gira puede empezar en Chinandega, en el volcán Cosigüina, de 859 metros de altura,  ubicado frente al Golfo de Fonseca. Se puede escalar y hacer senderismo en su falda. Le sigue hacia el sur el  volcán más alto de Nicaragua, el San Cristóbal, con 1,745 metros de altura, que también ofrece condiciones para escalar hasta su cráter, hacer senderismo y pernoctar en pequeños hostales comunitarios.

En León se encuentra el volcán Telica, de 1,061 metros de altura. Este volcán se puede escalar hasta su cráter atravesando un frondoso bosque tropical y hasta acampar en un ambiente surrealista, rodeado de piedra volcánica y de fondo la boca humeante de la caldera.

También en León se encuentra el volcán Cerro Negro, de solo 728 metros de altura. Este es el único volcán activo del mundo que ofrece la oportunidad de realizar sandboarding o ski sobre arena volcánica, donde se pone la adrenalina al máximo en cada deslizada desde la cima del cráter hasta la falda de fuego y arena. Detrás del Cerro Negro se encuentra el volcán El Hoyo, (1,050 metros de altura), que ofrece un ambiente sosegado, ideal para acampar.

A la orilla del lago Xolotlán, pero en el mismo departamento de León, se encuentra el legendario volcán Momotombo, de 1,258 metros de altura. Este volcán es el mismo que tras la erupción del 11 de enero de 1,610 obligó  al traslado de la ciudad de León, su última erupción fue en diciembre del año 2015. Se puede escalar con guías profesionales.

Cerca de la capital se encuentra el volcán Masaya, de 635 metros de altura. Es el volcán más visitado de Nicaragua y uno de los pocos que permite llegar en vehículo hasta la cima. Desde el año 2016 tiene un lago de lava en el fondo de su cráter. Aquí se puede recorrer  parte del parque e incursionar en las cuevas que tiene en la parte oeste.

A 10 km al sur de Granada y en el borde del Gran Lago de Nicaragua se encuentra el volcán Mombacho, de 1,345 metros de altura. Como producto de la erupción de este volcán se formó el archipiélago conocido como las Isletas de Granada, un conjunto de 360 islas que hoy son uno de los mayores atractivos turísticos de Nicaragua. En este volcán se ofrece servicio de senderismo, canopy, observación de aves y alojamiento para turistas y estudiantes en su estación biológica. 

La isla de Ometepe ofrece dos volcanes en un solo viaje, el Concepción y el Maderas, de 1,610 y 1,394 metros de altura respectivamente. Los dos tienen condiciones para escalarlo, hacer senderismo y pernoctar en hostales ubicados en sus faldas. El Maderas tiene una laguna sulfurosa en el fondo de su cráter, donde los expedicionarios pueden bañarse para rejuvenecer, porque según dicen  lugareños, esas aguas son la auténtica fuente de la eterna  juventud.