•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Semiocultas entre centenares de guácimos, ceibos, mangos, jícaros, pochotes y guanacastes se encuentran dos  apacibles y alargadas lagunas artificiales,  que en poco  tiempo se han convertido en un importante refugio de diversas especies de animales silvestres de la zona de Villa El Carmen.

Se trata de las lagunas El Lagarto y la Garceta, ambas dentro de la Reserva Natura, del ingenio Montelimar, entre ambas abarcan 55 hectáreas de  terreno inundado de las 414 destinadas por esta empresa azucarera  a la conservación  de los recursos naturales.

En este pequeño paraíso terrenal, la laguna es el imán que ha atraído a las garcetas, gavilanes, patos chanchos, garzas grises, bueyeras, güises, zanates, loras nuca amarilla y decenas de aves migratorias que han convertido este sitio en su hábitat durante la época invernal en el norte del continente. También existen mamíferos como las juguetonas ardillas, venados, cusucos, zorros, puercoespín, comadrejas, oso hormiguero, iguanas, conejos, entre otros.

Hans Treminio, coordinador de la Reserva Natura, explicó que este proyecto nació en 2009 producto de un convenio entre la Corporación Montelimar, dueña de la propiedad, y la oenegé ambientalista Fundenic, para que este lo administre, y desde entonces funciona como un área de referencia de conservación y entrenamiento de jóvenes de las comunidades cercanas para el cuido, manejo y conservación de los recursos naturales.

Treminio informó que la Reserva Natura tiene convenio con varias universidades nacionales y extranjeras que envían a sus estudiantes  a hacer sus prácticas profesionales y estudios sobre mariposas, aves, mamíferos y reptiles y también recibe estudiantes de las escuelas cercanas para que hagan un día ecológico, trabajando en las actividades del vivero y haciendo un recorrido por los senderos para conocer la flora y fauna del entorno.

La laguna El Lagarto mide 35 hectáreas y la Garceta 20 hectáreas, las que miden 1.5 kilómetros de ancho y 3 kilómetros de largo, con 22 metros de profundidad en el centro, donde se almacenan 3.6 millones de metros cúbicos de agua de lluvia, de los cuales 1.2 millones se utilizan para el riego de un plantío de 300 manzanas de caña de azúcar ubicado a 6 kilómetros de esta reserva, indicó Treminio.

Treminio informó que el ecosistema de esta laguna contiene una rica y variada biodiversidad tanto animal como vegetal, pues aquí se encuentran diferentes especies de peces como la mojarra, tilapia, guapote, camarón de río, tortugas y hasta cocodrilos, los que fueron reproducidos aquí mismo de los huevos traídos de otro lugar y sembrados a la orilla de este enorme  estanque. De los 35 que nacieron, las mayoría fueron liberados en la isla Juan Venado y los que quedaron ya son adultos de más de 5 metros de largo y con nuevas crías.

La belleza natural de este lugar, con sus más de 800 mil árboles de 303 especies, entre forestales y frutales sembrados en los últimos años  por la corporación, visitantes y empresas colaboradoras, constituyen un gran atractivo para los amantes de la naturaleza y la aventura, ya que  ofrece condiciones para pasar un día de campo solo o con la familia, donde se puede disfrutar de recorridos en lancha por el lago, caminatas alrededor de la reserva y lo más importante: que los niños y adultos conozcan las especies de aves, reptiles, mamíferos y la flora que rodea este tranquilo rinconcito de Nicaragua, señala el coordinador.

Esta reserva recibe la visita de los estudiantes de primaria y secundaria de todo el país, a los que se les dan charlas educativas sobre la conservación del bosque y el cuido de las especies de todos  los animales que  existen, sin embargo, hace una aclaración.

“No queremos que nos vean como un centro turístico, sino que la gente venga a conocer y vea la importancia del recurso natural, el papel que juega la conservación del bosque  en la cosecha de agua, por eso  este lugar se promueve como un destino para que vengan a ver la cosecha de agua”. aclaró Treminio. 

Cosecha de agua

Además de la belleza escénica de la laguna y su impacto en la biodiversidad vegetal y animal de la zona,  el mayor beneficio para la empresa y la población es la cosecha de agua que aquí se realiza.

“Desde el 2004 hasta la fecha hemos cosechado 18 millones de metros cúbicos de agua de lluvia que se han ocupado para riego, esto indica que en vez de haber sacado esa gran cantidad de agua de un pozo del manto acuífero, lo hemos agarrado de la lluvia y evitado que esa agua arrastre basura y sedimentos hacia el mar”, aseguró el funcionario.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus