5 de agosto de 2012 | 00:00:00


Causa del dolor torácico

Managua, Nicaragua | elnuevodiario.com.ni

Osteocondritis esternocostal o Costocondritis


Hay que realizar el diagnóstico diferencial de un ataque cardíaco, donde además de presentarse con molestia similar a osteocondritis la compresión en el pecho, se acompaña de náusea, mareo, sudoración, pulso acelerado, dificultad respiratoria y sensación inminente de muerte

Dr. Frank Rodríguez Cabrera | Fama

Osteocondritis esternocostal o Costocondritis


comentar




Noticias eMail

Reciba gratis el informe de las principales noticias en su correo electrónico

Las dolencias torácicas son causa frecuente de sobresaltos y visitas al médico, ya que nos remiten a la posibilidad de sufrir un infarto. Lo cierto es que este síntoma puede presentarse en muchas ocasiones por problemas mucho más benévolos, como osteocondritis.

La osteocondritis esternocostal, también llamada Síndrome de Tietze, es la inflamación de los cartílagos que unen a las costillas con el esternón (hueso plano situado en la parte central del pecho) y que representa un problema relativamente común en jóvenes y adultos, más frecuente en mujeres, a la vez menos frecuente en niños menores de 10 años.

Si observamos la anatomía del tórax con detenimiento podremos notar que las costillas, la columna vertebral y el esternón forman una caja muy sólida que sirve para protección del corazón y los pulmones, pero también que esta armazón ósea puede expandirse para permitir que los pulmones aumenten de volumen durante la respiración.

En ocasiones se ignora la causa exacta de este padecimiento, pero en muchas ocasiones se asocia a:

Golpes o presión en la región de las costillas.

Cargar objetos pesados, hacer algún esfuerzo físico importante y sufrir caídas o choques accidentales al practicar deportes suelen ser causas de dolor en el pecho.

Dormir en posiciones incómodas.

Descansar solo sobre un costado o boca abajo puede ocasionar presión extra en la caja torácica, haciendo más difícil su expansión, afectando a los cartílagos.

Tuberculosis, artritis reumatoidea.

Infecciones respiratorias.

En ocasiones se asocia a la angustia y el stress

Sintomatología

La queja más común que reportan los pacientes es, sin duda, dolor en el pecho, que puede ser leve y durar solo un par de días, o tan severo y persistente que la recuperación tarda varias semanas. Asimismo, las molestias pueden presentarse de manera gradual o repentina, y aunque por lo regular se restringen al área de las costillas superiores, llega a extenderse a los brazos y hombros, generando angustia en quien lo experimenta por creer que se encuentra ante un evento cardiaco inminente.

Sin embargo, cabe señalar que el dolor característico de osteocondritis suele manifestarse o aumentar de intensidad con el movimiento, resulta particularmente incómodo estornudar, toser o levantar objetos e incluso con el incremento de tensión emocional o stress, ya que conlleva la tensión de distintos músculos en el pecho.

Hay que realizar el diagnóstico diferencial de un ataque cardíaco, donde además de presentarse con molestia similar a osteocondritis la compresión en el pecho, se acompaña de náusea, mareo, sudoración, pulso acelerado, dificultad respiratoria y sensación inminente de muerte.

Evolución

Habitualmente no es una enfermedad grave y desaparece con tratamiento médico y fisioterapia en unas semanas.

En algunos vuelve a aparecer de nuevo al cabo de un tiempo de forma recurrente.

Tiende a resolverse de forma espontánea en el plazo de unos dos meses, cambiando los malos hábitos, pero a veces este plazo se prolonga, y en ocasiones se mantiene de forma crónica.

Medidas de prevención

Si el paciente presenta alguna enfermedad respiratoria que generan tos o estornudos, esta deberá tratarse para prevenir la expansión involuntaria y violenta del tórax.

No se deben levantar o empujar objetos pesados, y es aconsejable no recostarse ni dormir sobre el lado afectado.

En ocasiones puede ser útil aplicar vendaje torácico para ayudar a la recuperación de la caja torácica.

Algunos médicos recomiendan la práctica de ejercicios que consisten en respiraciones lentas y profundas o movimientos con los brazos, ya que pueden ayudar a los cartílagos.

Tratamiento:

Es obligatorio el uso antiinflamatorio no esteroideos como son: Ibuprofeno, naproxeno, diclofenac, estos permiten reducir la inflamación que está causando la condición y el dolor.

Aplicar hielo o calor en la zona del esternón, dependiendo de cuál te hace mejor. A algunas personas el calor les incrementa el dolor, mientras que a otras les hace bien. El hielo puede ser muy frío aplicado en el pecho, pero puede ayudar a la inflamación en la fase aguda.

En términos generales, debe evitarse el ejercicio que causó la osteocondritis esternal, así como también todo tipo de ejercicio que irrite la zona. La fisioterapia es recomendada para que se realicen algunos ejercicios específicos.

Infiltraciones con lidocaína y esteroides a nivel esternal en los periodos de recidivas

Remedio de mi abuela

Tomarse una tasa  de té caliente de hierbabuena, anís o manzanilla por la mañana y la noche.

Macerar flores de manzanilla en aceite de oliva por espacio de siete días, y luego aplicar este aceite con las yemas de los dedos a nivel del tórax.

 

Dr. Frank Rodríguez Cabrera

Fisiatra

Centro Médico Finlay.

Para consultas llamar al

teléfono: 2270-6273


Comentar este contenido





Compartir

Otras noticias en Fama




Lo más popular



Lo más comentado

Brenes: “La Iglesia Católica ha crecido”

elnuevodiario.com.ni |

El cardenal Leopoldo Brenes se pronunció este domingo sobre los resultados del estudio del Sistema de...

34 Comentarios

Doctora enjuiciada busca ser eximida

elnuevodiario.com.ni |

El próximo jueves en audiencia oral y pública, el juez Tercero Local Penal de la capital, Ernesto...

31 Comentarios

Diputados recomiendan revisar previsionales

elnuevodiario.com.ni |

Diputados de las dos bancadas mayoritarias en la Asamblea Nacional reconocieron este martes que algunas Empresas...

23 Comentarios

Kilómetro 4 Carretera Norte
Managua, Nicaragua
web@elnuevodiario.com.ni
Teléfono: (505) 2249-0499
PBX/Fax: (505) 2249-0700