•  |
  •  |
  • EFE

El portero costarricense del Real Madrid, Keylor Navas, se casó el pasado sábado en una iglesia católica de Costa Rica con Andrea Salas, en medio de una multitud que se acercó al templo para verles entrar en el edificio.

La ceremonia, oficiada por el sacerdote Sergio Valverde, se celebró en la iglesia de Santa Ana, una pequeña comunidad ubicada en el sector oeste de San José, y a la que solo pudieron asistir cerca de 250 invitados.

La llegada de los novios y de los invitados se vio alterada por un cierto desorden, provocado por la concentración en las puertas de la iglesia de una multitud de vecinos de la zona, algunos de ellos con niños en los hombros, y una gran cantidad de medios de comunicación.

Keylor Navas entró al templo por un acceso secundario, pero luego salió a saludar a la prensa y a las personas concentradas para verle, con su hijo Mateo en brazos.

Andrea Salas, ataviada en un vestido blanco diseñado por la portuguesa Mikaela Oliveira y que calificó como el de “sus sueños”, llegó en un vehículo hasta casi la puerta de la iglesia.

La ceremonia duró una hora y media. Los novios comparecieron ante la prensa avanzada la noche, antes de unirse a la fiesta que prepararon en un centro de eventos, ubicado a unos diez kilómetros de la iglesia.

“Estamos muy felices de tener nuestro matrimonio. La llevo para Madrid de luna de miel porque tengo que regresar a recuperación al club, pero tenemos planeado un viajecito para después”, dijo Navas.

La prensa local calificó el evento como “la boda del año” en Costa Rica. La fiesta fue amenizada por un DJ, los grupos costarricenses The Big Band y La Kuarta, así como por los reguetoneros panameños de Comando Tiburón.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus