•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Holly Madison, exconejita y exnovia principal de Hugh Hefner, fundador de la marca Playboy, ha publicado un libro cuyo contenido aborda la distribución de drogas, la masturbación pública, la prostitución sexual y lo poco placentero de la vida dentro de la Mansión. 

Por supuesto, la publicación ha obtenido reacciones adversas por las personas aludidas en el relato de Holly, de 35 años, quien vivió detrás de una prisión de lujo entre 2001 y 2008, en la que se convirtió en la novia principal de Hugh hasta que decidió retirarse.

Por su lado, Hugh, de 89 años, ha dicho a la revista Us Weekly: “Muchas se han ido de aquí a vivir nuevas vidas felices, saludables y a ser productivas, estoy encantado de seguir en contacto con ellas. Lamentablemente hay otras que han intentado reescribir la historia en un intento por estar en el centro de atención”.

No obstante, desde que Holly se retiró de todo, incluyendo el  Reality Show del que era protagonista “Girls of the Playboy Mansion”, no ha perdido su estatus de celebridad… En 2009 fue la novia del popular ilusionista Criss Angel, y después se involucró con un integrante de la banda “All Time Low”. Más recientemente, el nacimiento de su bebé Rainbow Aurora fue una exclusiva para la revista “In Touch”, fruto de su matrimonio con Pasquale Rotella, un productor de eventos en Las Vegas.

¿Venganza?

Aun así, Kendra Wilkinson, otra exconejita destacada que se ha declarado enemiga de Holly desde hace un tiempo, también se opone a los relatos del libro “Down the Rabbit Hole: Curious Adventures and Cautionary Tales from a Former Playboy Bunny”, que en español sería algo como Debajo del ojo de conejo: Aventuras curiosas y moralejas de una conejita Playboy.

Todo el mundo piensa que la infame puerta de metal (de la residencia del magnate) es para mantener a la gente afuera, pero entendí que era para mantenerme encerrada". Holly Madison, exconejita.

“Holly está haciendo esto por venganza y me siento muy mal por Heff. Él es una persona excepcional, aseguró. “Ella quería tener los hijos de Heff, quería un pedazo de Playboy y claro, quería casarse con él por su testamento… Por supuesto eso no pasó, entonces, ¿qué crees que va a pasar? Revancha… Holly siempre actuó como la primera dama. Quería ser la dueña de la Mansión, pero nunca hizo nada para lograrlo”, concluyó.

Y como no puede ser de otra manera, también existen quienes están a favor de Holly, como el caso de Jennifer Saginor, una residente de la Mansión cuyo padre era el médico designado para cuidar la belleza de las conejitas.

Jennifer, autora del libro “Una infancia perdida dentro de la Mansión Playboy” (2005), asegura que es testigo de cómo Heff se imponía ante sus novias sumisas para que tuvieran sexo entre ellas delante de él, aunque ellas no fueran bisexuales; y que como parte de sus dietas debían tomar anfetaminas para mantenerse delgadas. 

REVELACIONES

Entre los puntos más fuertes del contenido del libro, Holly asegura que la primera vez que conoció a Heff en un club, él le ofreció una droga famosa por “abrir piernas”. Una vez que se mudó, el sexo con Heff fue de lo peor, “Ni siquiera puedo recordar qué se siente tener un cuerpo pesado encima de mí”… puesto que Heff prefería ver pornografía y masturbarse, mientras varias conejitas a su alrededor intimaban entre ellas, lo cual muchas fingían con sonidos en la oscuridad.

Respecto a la prostitución, era otra conejita la encargada de realizar los ofrecimientos a las más nuevas. En cambio, como la conejita líder y favorita de Huff, la pesadilla era el odio que el magnate inculcaba entre ellas.

En algún momento ella quiso contraer matrimonio y tenerle hijos para que las demás la dejaran en paz, pero no fue posible. Otra opción era el suicidio. Cuando finalmente recapacitó, Huff dejó a su alcance un testamento que refería que al momento de fallecer, ella obtendría 3 millones de dólares, como un chantaje.

7 años vivió Holly dentro de la Mansión Playboy. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus