•   Los Ángeles, California  |
  •  |
  •  |
  • END

Lindsay Lohan --que ha ingresado en rehabilitación en seis ocasiones-- rechazó una oferta para protagonizar un anuncio de la franquicia de comida rápida Burger King porque se "burlaba" de su problemático pasado, marcado por sus problemas de adicción al alcohol y a las drogas.

El guion del anuncio exigía que la intérprete se vistiera con una caja de papas fritas Spicy Chicken y fumara una alita de pollo como si fuera un cigarro, algo por lo que ella no está dispuesta a pasar.

"Estábamos atónitos. Era una forma de burlarse de sus problemas", confesó una persona cercana a la estrella a la columna Page Six del periódico New York Post.

Más noticias sobre: Lindsay Lohan

Además, los responsables de la campaña publicitaria también esperaban que Lindsay realizara un monólogo "picante" promocionando los mundialmente famosos restaurantes de comida rápida, aunque finalmente las dos partes no han llegado a un acuerdo.

Sin embargo, otra fuente ha ofrecido una información diferente sobre quién rechazó a quién en esta historia, pues según su versión de los hechos fue la propia compañía la que acabó echándose para atrás cuando la actriz y su equipo comenzaron a presentar objeciones y sugerencias para modificar el anuncio.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus