•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Mercedes Salaya hizo fama con el programa de humor Bienvenido, sin embargo, su carrera inició en las pasarelas venezolanas, luego llegó a España, Francia e Italia, donde trabajó para marcas muy importantes siendo aún muy niña.

Cuando regresó a Venezuela fue electa Miss Bikini en 1988, en 1991 fue finalista en Miss Venezuela y representó al país en Miss América Latina.

Es orfebre de profesión, pero decidió que la actuación era más importante en su vida, es la menor de 14 hermanos y asegura, entre constantes carcajadas, que todo se lo disfruta en la vida y que siempre que quiere alcanzar algo no se obsesiona, “porque si no se da cuando tú quieres te puedes frustrar. Siempre estoy contenta porque tengo salud y todo tiene su momento, pues  Dios no regala nada que se te vaya a ir de las manos”.

Soy una mujer que acaricia su cuerpo, me digo qué bonita estás. Cuido mi piel con productos caseros, tomo muchos líquidos y como sano”.

¿En qué momento decide hacer comedia?

Un día dije ya basta de pasarelas y pensé que quería ser comediante y Miguel Angel Landeta me dio la oportunidad. Ahí fue mi escuela para poder hacer comedia y luego Cheverísimo, también trabajé en telenovelas y he hecho casi cincuenta obras de teatro. Con Bienvenidos recorrimos el mundo, en 1996 estuvimos en Nicaragua.

¿Desde cuándo está en Nicaragua?

Tengo un mes y estoy presentando la obra "Cómo mandar su pareja al carajo"  en el Teatro Nacional Rubén Darío. A petición del público la presentaremos por segunda ocasión este jueves a las 8 de la noche. También  nos hemos presentado en la Ola Verde con la obra "Cómo casarse con un millonario".

¿Actúa en monólogos o con otros actores?

Lo lindo es que estoy compartiendo con talento nicaragüense y estoy ayudándoles a varios a sacar ese monstruo que no saben que tienen. Estoy trabajando con la talentosa soprano Elisa Picado, ella no solo canta lindo sino que actúa muy bien y no lo sabía.

¿Piensa radicarse en Nicaragua?

La verdad ya estoy radicada, porque las puertas de la oportunidad se me han abierto, gracias a Dios, voy a tener mi propio programa de televisión que va a ser para reír y divertirse en familia.

¿Cuéntenos del proyecto?

Voy a estar con Elisa Picado y con Joe Palacios,  es un show de noche, de comedia, entrevistas, personajes destacados. Será de lunes a viernes a las nueve de la noche. El programa se llamará "Noche de risas con Mercedes Salaya" y se transmitirá en canal 14.

¿Por qué eligió Nicaragua para radicarse?

Se presentó la oportunidad y la empresaria que trajo la obra es nicaragüense y las cosas aparecen gracias a Dios.

Muchos artistas nicas se quejan de que en este país no se puede vivir del arte, por eso sorprende que usted quiera radicar aquí, ¿qué piensa de eso?

Las oportunidades las hace cada uno. Si no hacemos las cosas bien vamos a ser uno más del montón y tenemos que empeñarnos en mejorar y aprender de lo bueno.


¿Cuál es la situación actual de los artistas en Venezuela?

Lo que sucede es que hay poca producción, hay muchos artistas y muchos están viajando al extranjero buscando posibilidades. Tal vez los canales se ponen de acuerdo y mejora.  Creo que este año los canales van a lanzar nuevas programaciones. En nombre de Jesucristo todo viene.

¿Cómo es la situación en general por la situación política?

Como en todos los países, evolucionando, todo pasa. Todo tiene que suceder, con problemas, con nuevos proyectos. El ser humano es el que tiene que cambiar, pues en todo gobierno nosotros tenemos mucho qué aportar, no todo lo puede hacer el gobierno.

¿Necesita un cambio Venezuela?
Siempre vivimos un cambio. Cada mandato es distinto, nunca se puede estancar, hay acuerdos y desacuerdos, todo pasa. No todo es malo porque aprendemos, no estudié para hablar de política no por la situación de mi país, sino porque no me gusta el tema.

¿Qué piensa de la posición de Donald Trump respecto de los inmigrantes latinos?
Ese señor está equivocado, no hay que darle importancia porque sé que todos los latinos están en desacuerdo con él.


¿Qué tal de amores?
Tengo diez años sola. Llega un momento en la vida que te dices yo me siento bien como soy, no necesito una pareja solo por compañía.

Espero que Dios me la mande porque yo no la voy a buscar. Ya sé lo que quiero y tengo la paciencia para esperar.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus