•  |
  •  |
  • EFE

El exbatería de los Beatles Ringo Starr fue durante años el miembro del cuarteto de Liverpool más infravalorado, pero al cumplir mañana 75 años su estatus como ícono de la música y su categoría como artista están ya fuera de duda.

Infografía EFERingo celebrará su cumpleaños en compañía de su mujer, Barbara Bach, amigos y familiares en el legendario edificio Capitol Records de la ciudad de Los Ángeles, lugar muy ligado a la historia de los Beatles.

Historia a la que se incorporó Richard Starkey, su verdadero nombre, en 1962 al sustituir como batería a Pete Best en la banda creada dos años antes junto a John Lennon, Paul McCartney y George Harrison, que después se convertiría en una de las más influyentes de todos los tiempos.

No obstante, Starr, nacido el 7 de julio de 1940 en las afueras de Liverpool, al noroeste de Inglaterra, siempre estuvo a la sombra de Lennon y McCartney y, en menor medida, de Harrison.

En su contra jugaron el descomunal talento de Paul y John, su propia personalidad, su aspecto físico y, para más inri, su faceta de batería, figura sobre la que se han hecho decenas de chistes para mofarse de su supuesta inferioridad intelectual respecto a otros músicos.

Ringo, además, repitió varios cursos en la escuela de primaria debido a que pasó largos periodos hospitalizado y abandonó pronto su formación académica para incorporarse al mercado laboral, lo que contribuyó después a reforzar todos los falsos estereotipos sobre el batería. Aunque antes de fichar por los Beatles, Ringo ya era un músico conocido y admirado en Liverpool por sus trabajos con la banda Rory Storm and the Hurricanes, nunca brilló como sus otros tres compañeros.

Ellos sí reconocieron siempre su importancia en la creación del sonido “beatle”, según escribe en la revista británica The Spectator James Woodall, autor del libro “The Story of The Beatles’ Last Song” (La historia de la última canción de The Beatles).

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus