•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Mitos, tabúes y creencias acerca de la participación masculina en el ballet se han tejido a lo largo de los años, sin embargo, no han logrado frenar a muchos hombres que han logrado pisar fuerte en los escenarios.

El maestro William Herrera es uno de los claros ejemplos de mística y entrega a este arte. Aunque en varias ocasiones ha asegurado que tenía dos pies izquierdos, con dedicación logró fundar junto a dos bailarines más lo que hoy conocemos como Ballet Folclórico Quetzalnáhualt, pero además también es el director de la Compañía Ballet Nicaragua, una institución de la danza clásica y contemporánea que ha forjado a muchos bailarines y que busca seguir con esa misión.

Taller 

Jairo Ulloa, Orlando López y William Herrera, este último hijo del maestro, son tres jóvenes que han obtenido galardones internacionales en competencias de ballet y que se han proyectado a tal punto que fueron invitados a Estados Unidos no solo para que siguieran su formación, sino para interpretar principales en diversas obras montadas en esa nación.

Estos talentosos muchachos vinieron para participar en la recién finalizada Gala Internacional de Ballet y regresaron con ideas creativas en pro del desarrollo de esta disciplina artística en Nicaragua.

Aunque Jairo Ulloa y Orlando López actualmente están trabajando con una salvadoreña y una hondureña para ir a  Campeche, México, a bailar en un festival de ballet, y William se encargó de los  ensayos de la gala en Nicaragua, comparten el propósito de abrir un taller para niños en el que puedan captar a los futuros bailarines nicaragüenses.

William Herrera hijo es quizás el que está más involucrado y planean encontrar a esas estrellas tanto para integrarlas a la Escuela Nacional de Ballet como para el ballet Quetzalnáhuatl.

El taller será dirigido a jóvenes o niños, será libre y esperan realizarlo a partir de agosto, con niños de tres años en adelante hasta adolescentes.

Orgullo

“Esto tres jóvenes estuvieron varios años en Estados Unidos y quieren trabajar firme. Jairo en la Escuela Nacional de Ballet y Orlando y William en la Compañía Ballet Nicaragua, desde donde piensan llevar a cabo el montaje de Blancanieves, prevista a presentarse en noviembre y haremos casting para seleccionar a algunos personajes importantes”, dijo el maestro Herrera.

“Ellos nos transmiten conocimientos, tienen varios contratos y les están abriendo posibilidad para que vayan a bailar en Kentucky. Como maestro de ellos me siento que en la escuela hemos hecho buen trabajo porque, que los inviten a bailar en Centroamérica, México y Estados Unidos y que las bailarinas centroamericanas los busquen para que los acompañen significa que somos buenos y destacamos en la región. La técnica que enseñamos busca la calidad nica, eso motiva a otros chavalos que vienen de abajo”, aseveró Herrera. 

Finalmente invitó a  los jóvenes, niños y adolescentes a los que les gusta el ballet para unirse a estos talleres. Para inscribirse a finales de julio pueden llegar a la Escuela Nacional de Ballet ubicada en el Centro Cultural Managua, o a los ensayos del ballet Quetzalnáhuatl, en la Escuela de Danza frente a la UNI, los sábados a las 10 de la mañana y los domingos a las dos de la tarde. 

3 bailarines nicas han destacado en EE.UU, y desean compartir su conocimiento en nuestro país.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus