•   Los Ángeles  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las autoridades del estado de Georgia, (EE.UU.) han comenzado a tratar la muerte de Bobbi Kristina Brown, la hija de la cantante Whitney Houston, como un caso de homicidio, según indicó hoy el portal de internet TMZ, que señala al novio de la joven, Nick Gordon, como principal sospechoso.

Brown, de 22 años, falleció el domingo en un centro de cuidados paliativos en Atlanta (EE.UU.) donde fue trasladada a finales de junio después de pasar seis meses en coma.

La descendiente de la difunta estrella del pop había sido hallada inconsciente en la bañera de su casa en Rosewell (Georgia), el pasado mes de enero.

La familia de Brown ha sospechado durante todos estos meses que la situación en la que había quedado la joven no era accidental.

"Tenemos una sólida evidencia de un crimen", aseguró la tía de la chica, Leolah Brown, en Facebook el pasado mes de marzo.

La Policía inició una investigación sobre lo sucedido en enero y, según TMZ, el caso se lleva como un homicidio.

Varios medios locales indicaron que Bobbi Kristina tenía varias heridas en la cara y en la boca cuando fue encontrada inconsciente en la bañera de su vivienda el 31 de enero.

Los apoderados de la joven interpusieron a finales de junio una demanda contra Gordon, por abuso físico y por retirar sin autorización dinero de la cuenta bancaria de Bobbi Kristina.

Según la denuncia, que exige una suma de 10 millones de dólares por daños y perjuicios, el hermano adoptivo y pareja de la víctima la arrastró por las escaleras por el pelo, le propinó un fuerte golpe en la boca que le rompió una pieza dental y retiró dinero de su cuenta sin autorización.

La joven era la única hija del matrimonio entre los cantantes Bobby Brown y Whitney Houston, fallecida en febrero de 2012 a los 48 años ahogada en la bañera de un hotel en Beverly Hills tras años de batallar con adicciones a diversas sustancias.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus