•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El caso de Donald Trump y sus insultos hacia los mexicanos que viven en Estados Unidos, de quienes aseguró que son violadores, criminales y asesinos, ha sido una verdadera bomba de tiempo que hizo que la comunidad latina creara un sólido frente contra el magnate, a quien exigieron respeto y una disculpa.

Sin lugar a dudas, esta ha sido noticia de interés no solo en América sino en el mundo entero, debido a que estamos hablando del dueño de la franquicia del concurso de belleza Miss Universo.

Con pocas cosas nuevas sobre su actitud hacia los inmigrantes, la historia ha dado un vuelco interesante y trae a colación la premisa bíblica: muchos ven la paja en el ojo ajeno y se olvidan de la que cargan en el suyo.

[Noticias sobre Donald Trump]

Resulta que Trump, quien afirmó que los inmigrantes mexicanos son violadores, en su oscuro pasado atesora un escándalo que protagonizó con su exesposa Ivana. Exactamente en 1989, la madre de sus hijos lo acusó formalmente de violación. La polémica fue retomada por The Daily Beast y el escritor Harry Hunt III indicó que la denuncia de abuso sexual hacia el aspirante a la Presidencia de Estados Unidos ocurrió durante una crisis matrimonial, en la cual Ivana señaló que Donald la obligó en más de una ocasión a tener relaciones sexuales sin su consentimiento y que incluso días después le preguntaba con cinismo: “¿duele?”.

Sin embargo, ahora la exmodelo se arrepintió de sus declaraciones y dijo que realizó la acusación en un momento de alta tensión durante su divorcio del empresario, a quien incluso apoyó en sus aspiraciones políticas. “Él y yo somos como los mejores amigos, hemos educado a tres hijos a los que amamos y de los cuales nos sentimos muy orgullosos. Le deseo lo mejor en su campaña. Creo que él sería un presidente increíble”, añadió.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus