•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Que diversos artistas hayan fallecido a los 27 años no es una casualidad o coincidencia. Y peor aún, que la causa de sus muertes esté relacionada con las drogas y el suicidio.

Existe la leyenda urbana llamada Club de los 27, en el que han entrado figuras de la música que al cumplir 27 años de edad se suicidan.  Según diversos sitios, la simbología del 27, en concreto, es un número altamente orientado a la espiritualidad, que combina la capacidad creativa con la imaginación y está marcado por los misterios de la existencia. Se relaciona también con la salud y con la medicina, con las terapias alternativas, los chamanes y los curanderos.

Jimi Hendrix

La triunfal carrera de Hendrix se cortó abruptamente en Londres, Inglaterra, la noche del 18 de septiembre de 1970. Después de acudir a una fiesta, su novia lo fue a buscar para dejarlo en el hotel Samarkand. Hendrix, quien ya estaba totalmente ebrio, tomó en su cuarto una decisión fatal: ingirió nueve pastillas para dormir. La mezcla de somníferos y alcohol fue totalmente contraproducente, y Hendrix cayó presumiblemente desvanecido, muriendo después por la aspiración de su propio vómito. Tenía 27 años.

Jenis Joplin

Jimi Hendrix.El sábado 3 de octubre de 1970, cuando Janis Joplin se aprestaba a grabar las partes vocales de la canción "Buried alive in the blues", en un estudio de Los Ángeles, se retiró a su habitación en el Landmark Motor Hotel. Como la cantante no se apareció en el estudio al día siguiente, según lo acordado con el productor, sus amigos decidieron visitarla en el hotel, pero, al entrar a la habitación, la encontraron muerta, tirada en el suelo a un lado de su cama. La causa oficial de su deceso fue una sobredosis de heroína, probablemente bajo los efectos del alcohol. Joplin fue incinerada y sus cenizas esparcidas desde un avión en el océano Pacífico.

Jim Morrison

Después de la grabación del disco “L.A. Woman”, Jim Morrison decidió tomarse un tiempo libre y se mudó en marzo de 1971 a Francia, tierra del existencialismo, con su novia Pamela Courson. Pero el 3 de julio de ese mismo año la misma Pamela lo encontró muerto en la bañera de su piso del barrio del Marais. El parte médico estableció que el cantante murió por un fallo cardiaco agravado por el abuso de alcohol, pero nunca se realizó una autopsia en regla debido a que no se evidenció violencia en su muerte. Morrison fue enterrado en París, en el cementerio de Père-Lachaise, convertido en la actualidad en un lugar de peregrinación para fans de todo el mundo.

Kurt Cobain

En febrero de 1994 Cobain hizo su última aparición en un programa de la televisión italiana y, en marzo, después de que el grupo tocara su último concierto en Alemania, al cantante se le diagnosticó bronquitis y laringitis severas, por lo que viajó a Roma para recibir tratamiento médico.

A la mañana siguiente, cuando despertó, su esposa, Courtney Love, descubrió que Cobain había sufrido una sobredosis por una combinación de champán y flunitrazepam, que ella calificó de intento de suicidio. Después de cinco días de tratamiento, Cobain salió del hospital y regresó a Seattle. Su estado mental, por cierto, no era el mejor.

El 8 de abril de 1994 el cuerpo sin vida de Kurt Cobain fue descubierto en una habitación encima de su garaje. Al lado del cadáver de Cobain se encontró también una escopeta. Una autopsia concluyó que la muerte de Cobain fue el resultado de "una herida por bala infligida en la cabeza".

Amy Whinehouse

El 23 de julio de 2011 la artista  fue encontrada muerta, en su departamento de Londres, después de sufrir un colapso alcohólico. Según la autopsia, Winehouse falleció después de ingerir una cantidad muy excesiva de alcohol, en concreto 416 mg de alcohol por decilitro de sangre (416 mg/dl). El patólogo que realizó el examen post mórtem afirmó que 350 mg/dl ya era considerado un nivel fatal, es decir, que implicaba la muerte.

¿Quién será la próxima celebridad en unirse al Club de los 27?

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus