•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una película oscura, no por su contenido, sino por la clara intención de que sobresalgan los rostros de sus personajes. Fondos y vestimentas negros logran ese efecto que buscaba la mente creadora detrás del experimento: el cineasta Rafael Vargarruiz.

Esta noche Vargarruiz romperá la sequía de dos décadas sin realizar un filme y presentará la película "Aquel 17 de julio con Gardel o las dubitaciones del susodicho ese mismo día por la noche", en la que es notoria la influencia que el teatro ejerce en su desarrollo profesional y que también tiene tintes del mundo de ‘Niebla’, de Miguel de Unamuno, con el recurso del coloquio entre el autor y sus personajes.

Arquitecto de profesión, Vargarruiz  asegura que siempre tuvo claro que deseaba ser cineasta y no desistió hasta lograrlo.

Su nueva película está relacionada a que vio tres veces la obra de teatro "El día que me quieras”, de Cabrujas, protagonizada por Salvador Espinoza, lo que le despertó la curiosidad acerca de qué pasaría si Espinoza se creyera que es Carlos Gardel.

Esbozo

“Esa fue la primera idea que tuve y era que el actor se creyera Gardel, comencé a esbozar el argumento. Recuerdo que estaba trabajando en eso para el 17 de julio y se me juntó la emoción por el tango con los sentimientos de recordar cómo nació una nueva Nicaragua en esa misma fecha, pero de 1979, cuando cayó Somoza", señaló Vargarruiz.

Asimismo, refirió que la esquizofrenia de los protagonistas es la base de la película. Por un lado, está el actor que se cree Gardel y, por el otro, Somoza con su ambición por el poder y su estrepitosa caída.

“Como si fuera Gardel, el actor y el autor comienzan a discutir y esa locura los lleva a entrar en cuestiones trascendentales del ser humano expresadas en ‘Lo Fatal’, de Rubén Darío. Ellos hablan de la muerte. El mismo José Arias,  que es a la vez autor y destino,  porque le define la vida a los personajes,  le dice te vas a morir, porque recordemos que ‘El día que me quieras’ está basada en la noche en la que Gardel llega a Colombia antes de morir en el choque de aviones", explicó.

Guion

No podemos también pasar por alto el hecho de que en el filme se advierte la influencia surrealista de Buñuel.

"El guion fue con la cooperación de Harold Agurto, el mismo José Arias, el mismo Salvador Espinoza. Ellos participaron dando aportes en los diálogos cambiaron  algunas palabras que les parecían menos cómodas, en fin, esa colaboración también es un experimento", dijo Vargarruiz.

Cinco días de grabación en el Teatro Experimental Pilar Aguirre dieron fruto a un largometraje de 50 minutos que logró ser electo en el Festival Ícaro Nicaragua como Mejor Película Experimental.

La cinta será proyectada esta noche, a las 7:00 en el Salón de los Cristales, en el Teatro Nacional Rubén Darío.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus