•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La vanidad puede tener un costo muy alto para algunas famosas, quienes de tantas “mejorías” en sus rostros terminan convirtiéndose en otra persona, para bien o para mal. Las “celebrities” en su mayoría niegan cualquier cambio, mientras que otras abiertamente confirman que decidieron hacer “pequeños ajustes” notables para mejorar su apariencia.

Melanie Griffith

La exmujer de Antonio Banderas ha conseguido quedarse sin una sola arruga en el rostro tras realizarse numerosos retoques estéticos. La actriz ha perdido con el paso de los años la belleza natural con que la conocimos al principio de su carrera. Operaciones de pómulos, nariz, labios, entre otras, han sido las causantes que la actriz estadounidense tenga ahora un rostro diferente.

Iggy Azalea

Los cambios de Iggy Azalea fueron muy notorios, pues su nariz y mentón lucieron mucho más afilados que otras veces, probando que la cantante pudo recurrir a una cirugía estética recientemente. De acuerdo con el portal Daily Mail, Iggy se hizo una rinoplastia y un implante de barbilla después de haber incrementado su busto a finales de 2014.

Donatella Versace

La diseñadora de moda Donatella Versace ha pasado por algunos cambios drásticos gracias a una cirugía estética espantosa, convirtiendo a sí misma en una caricatura. Aunque las cirugías de nariz se realizan a menudo para hacer la nariz más pequeña, la de Donatella ha crecido con los años. También es más ancha, más plano y ligeramente torcida, lo que indica que al menos un trabajo de nariz salió mal.

Renée Zellweger

La actriz apareció en marzo y parece hoy más natural que en octubre de 2014, cuando sorprendió con su radical cambio de rostro. La actriz de 45 años se quitó el exceso de párpados, además se hizo una elevación de todo el tercio medio de la cara, desde el reborde de la mandíbula hasta la parte lateral de las cejas, reponiendo así los tejidos de la mejilla en una posición más elevada.  Zellweger optó por tratamientos con toxina botulínica para atenuar las arrugas de la frente y el entrecejo. Existen otras famosas que se han convertido en adictas a las cirugías, pero prefieren mantener el rostro intacto, basado en tratamientos naturales y de estética. Ellas, sin embargo, se aumentan los bustos, quitan grasa y eliminan la flacidez colgante.

Lindsay Lohan

Es de las actrices más polémicas del mundo del espectáculo. Debutó en 1997 con la película “Juego de Gemelas”, sin imaginar que sus trabajos en cine y teatro pasarían a segundo plano a causa de sus problemas con la policía y sus adicciones. Una de las primeras cirugías fue la rinoplastia; aunque no necesitaba la operación, decidió afilar más su nariz. A este procedimiento le siguió una intervención en los pómulos, con la que consiguió realzar dicha parte de su cara y darle más volumen a la zona de las mejillas.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus