•   Los Ángeles, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La película "Everest", encargada de abrir este miércoles el festival de cine de Venecia, recrea una de las peores tragedias en el pico más alto del mundo sucedida entre el 10 y el 11 de mayo de 1996, que terminó con ocho montañistas muertos.

La tormenta que avanzaba hacia el monte envolvió la cumbre antes de lo previsto y dejó atrapadas a varias expediciones en su descenso, poco después de coronar la cima.

Varios compañeros de aventuras ilesos intentaron asistir a los heridos, entre ellos los guías Rob Hall y Scott Fisher, los personajes en los que se centra la cinta, mientras varios sherpas salieron de los campamentos base con botellas de oxígeno.

Pero las malas condiciones meteorológicas frustraron las operaciones de rescate y los montañistas perecieron por hipotermia y otras complicaciones vasculares relacionadas con la altitud.

El film intenta ser lo más fiel posible a la historia real, gracias a la información recogida en los libros escritos por los supervivientes y los detalles aportados por los familiares de los fallecidos.

Para ello, el director islandés Baltasar Kormákur se llevó a los Alpes italianos a los actores Jason Clarke y Jake Gyllenhaal, que dan vida a Hall y Fisher, respectivamente, además de Josh Brolin, Michael Kelly, Emily Watson y John Hawkes.

Su intención era exponerlos a temperaturas extremadamente bajas para sacar su instinto de supervivencia y entender mejor los terribles momentos que los montañistas vivieron en el techo del mundo.

"Lo que queríamos era recrear el espíritu de esta aventura", explicó Gyllenhaal en una rueda de prensa celebrada hace unos días en Los Ángeles.

"Nunca vamos a entender quiénes fueron estas personas, por eso no estamos haciendo imitaciones", precisó.

El formato IMAX reproduce de forma espectacular el tramo de cordillera de los Himalayas que alberga el Everest, que cada año atrae a miles de aspirantes a conquistar sus 8.848 metros de altitud.

En 1996 acababa de aflorar el negocio de las expediciones al techo del mundo, hasta entonces solo conocido por los montañistas más expertos.

La tragedia de ese año -la más grande hasta que una avalancha mató a 18 personas tras el terremoto de Nepal de abril- despertó muchas dudas sobre la profesionalidad de las expediciones, porque las cuerdas fijas no estaban bien instaladas.

La decisión del guía Anatoli Boukreev, que trabajaba con Fisher, de ascender sin oxígeno también fue muy polémica porque dificultó su ayuda a los heridos.

La película pasa de puntillas sobre estos aspectos que marcaron la tragedia, aunque Clarke defendió que el elenco puso "mucho empeño en lo que pasó y en quién tomó qué decisiones en qué lugar determinado".

"Al final lo inevitable ocurrió y la madre naturaleza ganó", apuntó Gyllenhaal, un final que dejó un sabor de boca muy agrio a Brolin.

Escalar montañas "es un acto muy egoísta", afirmó. "Nuestras vidas son cúmulos de actos muy egoístas. Cada uno escoge cómo vivir la suya".

"Everest" se estrena el 18 de septiembre en España, el 24 del mismo mes en la mayoría de Latinoamérica y un día después en Estados Unidos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus