•  |
  •  |
  • END

De no haber sido por la actuación, el ganador del premio Óscar Al Pacino, probablemente no seguiría en este mundo. Con esta reflexión, el actor neoyorquino enchinó la piel de 10 mil estudiantes mexicanos en el Auditorio Nacional durante una conferencia donde expuso sus puntos de vista sobre el precio de la fama.

Nacido en una familia humilde del Bronx neoyorquino, Pacino no tuvo educación. "Sin embargo, he aprendido tanto de la gente que he conocido, de los libros que he leído, de todas las grandes oportunidades que he tenido en la vida", comentó.

También dijo que aunque vivió en un entorno muy pobre, su mamá podía llevarlo al cine antes de ir a trabajar, fue así que empezó a disfrutar de ese mundo.

“En la escuela empecé a actuar siendo un adolescente y puedo decir que la actuación salvó mi vida. Mis amigos cercanos murieron por drogas, mientras yo protegía mi vida con el escudo de la actuación. Estaba en obras escolares y eso me mantuvo lejos de las calles”, agregó.

Sin embargo, su pasión por las artes escénicas no pudo alejarlo de pasar hambre durante sus primeros años en esta profesión, según compartió con la audiencia el actor de 75 años. También destacó que de joven era vagabundo, dormía en el teatro donde actuaba y bebía café con los veladores.

Finalizó diciéndoles a los jóvenes: “Deben descubrir lo que realmente les gusta, analizar a otras personas y conectarse con ellas. Traten de tener sus instintos abiertos y confíen en ustedes mismos”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus