•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La vida de Gilberto Montalván, entre 30 perros y toneladas de basura, recogida por la cineasta nicaragüense Rossana Lacayo, ha salido triunfador en diversos festivales de cine.

El largometraje documental que se ha presentado bajo el nombre  de "San Francisco en La Chureca" recientemente recibió el Premio Iguana Dorada al mejor documental del Festival Internacional de Cine de Guayaquil, Ecuador, anteriormente había ganado el premio al mejor largometraje documental centroamericano en el Festival Internacional de Cine de Costa Rica, mención especial Presidente Salvador Allende en el Festival Internacional de Cine de Derechos Humanos de Valparaíso, Chile, y diploma de reconocimiento del jurado en el Festival Internacional de Cine de Derechos Humanos de Sucre, Bolivia.

Cabe destacar que en el  Festival Internacional de Cine de Guayaquil fueron seleccionadas 82 películas de 18 países. En la categoría que participó "San Francisco en La Chureca" estuvieron nominados 5 documentales más, dos de Argentina: Betibu y el sueño de la patria grande, de México, El ángel de los sicarios,  Venezuela, El silencio  de las moscas, así como de  Ecuador con el filme Los trapos al sol. El festival duró 7 días y contó con 4 sedes y la asistencia de 5,000  personas.

“Para nosotros fue importante estar presentes a la hora de la presentación del documental, pues pudimos ver la reacción del público y tener un cine fórum después de la presentación, donde hubo mucha participación sobre los temas que toca el documental, como son el amor y respeto a los animales, la soledad, la felicidad y la paz interior, entre otros como la vejez. También tuvimos la oportunidad de impartir una charla-taller sobre el cine documental y nuestra experiencia fue compartida con jóvenes cineastas de Ecuador”, expresó Lacayo al referirse a su presencia y a la de su esposo, José Herguedas, su productor,  en el festival.

Asimismo, expresó que “el cine en Ecuador está floreciendo y al igual que en Nicaragua hay mucho deseo de los jóvenes por esta expresión. Para nosotros es importante este premio, pues refleja que el tema del documental es universal y atemporal, uno de los objetivos fundamentales de un buen documental. El drama de Gilberto lo viven también miles de ecuatorianos que viven de la basura. Allá les llaman chumberos y muchas veces son discriminados, pues abren las bolsas de basura buscando material de valor, o comida, y la basura queda desperdigada.  En el foro muchos sugirieron hacer dos bolsas apartes para evitar este problema”. Asimismo, adelantó que la cinta sigue en otros festivales y que esperan mantener el éxito alcanzado hasta el momento.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus