•  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Nuestros hijos tienen el derecho a la igualdad de oportunidades, a crecer, a ser felices, saludables y a estar seguros”. Así hablaba ante la ONU Shakira, en un discurso previo a la apertura de la Cumbre sobre Desarrollo Sostenible hace unos días, tras interpretar el tema “Imagine” de John Lennon en homenaje a un hombre que luchó por la paz con sus discursos,  canciones y su música, y que hubiera cumplido 75 años el 9 de octubre.

“Imagina que no hay países. No es difícil hacerlo. Nada por lo que matar o morir. Ni religiones tampoco. Imagina a toda la gente, viviendo la vida en paz”…

Así dice una de las estrofas de “Imagine”, un grandioso tema símbolo de la historia de un personaje  mítico en la historia de la música,  que compuso un buen lote de canciones para las gentes de buena voluntad y que una bala paró en seco en pleno centro de la “capital del mundo”, en Nueva York, el 8 de diciembre de 1980, hará ahora 35 años.  

Como artista completo, además de compositor e intérprete, hizo sus pinitos en la pintura, en la literatura e incluso trabajó en el cine.

“Potente, conmovedora, importantes y hermosas son todas las palabras que describen “Imagine”, tanto la canción como el elepé que lo contenía. Era el segundo  álbum en solitario de John, en el otoño de 1971”. De esta manera se recoge en la página oficial de Lennon (http://www.johnlennon.com) la importancia de este tema, convertido en todo un clásico. Precisamente el propio autor hace un comentario en la mencionada página: “La Iglesia me llamó una vez y me preguntó: “¿Podemos utilizar la letra de ‘Imagine’ y cambiar el título por ‘Imagina una religión’?”. No lo entendía en absoluto. Si hubiera aceptado hubiera supuesto derrotar todo el propósito de la canción, toda la idea”.

Yoko Ono, su viuda, quiere celebrar el cumpleaños de Lennon organizando en el Central Park de Nueva York un gran símbolo de la paz “humano”, con el que espera entrar en el libro “Guinness de los récords”. “No hay que hacer mucho. El poder funciona de la manera más misteriosa. Visualiza el efecto dominó y empieza a pensar en paz”, indica Ono en un mensaje que lleva semanas circulando en las redes sociales.

La cita es el 6 de octubre en la explanada East Meadow de Central Park y se espera que acudan unas 10,000 personas. La participación en el evento es gratuita, pero los organizadores han habilitado una web en la que aceptan donaciones para la organización no gubernamental Imagine Peace.

“Los pensamientos son contagiosos. Corre la voz. Ha llegado el momento de actuar. La acción es paz”, asegura Yoko Ono en otro mensaje enviado a más de 4.7 millones de seguidores en la red Twitter.

ALMA DE THE BEATLES

Nacido el 9 de octubre de 1940 en la ciudad inglesa de Liverpool, John Winston Lennon ya desde pequeño mostró grandes dotes para la música, porque su habilidad innata le permitió aprender a interpretar varios instrumentos.

Junto con George Harrison y Paul McCartney formó el grupo denominado The Quarrimen, al que más tarde se unieron el bajista Stuart Stitchiffe y el batería Pete Best. En 1960 la formación cambió de nombre y pasó a ser The Beatles, historia y referente del mundo musical.

Con Paul McCartney conformó un dúo de creativos inmortal, aunque posteriormente inició una carrera como solista que también, aunque corta, fue  de una calidad muy productiva. De hecho, la revista Rolling Stone le situaba, en 2008, como el quinto mejor cantante de todos los tiempos.

Como artista completo, además de compositor e intérprete, hizo sus pinitos en la pintura, en la literatura e incluso trabajó en el cine, amén de mostrar unas amplias dotes como comunicador en múltiples conferencias y entrevistas. Pero, además, Lennon fue, sobre todo, un espíritu libre que luchó con todos sus medios al alcance por un objetivo claro y contundente: la paz en el mundo.

En 1971 se trasladó a vivir a Nueva York, aunque las autoridades estadounidenses, a cuyo frente se encontraba el presidente Richard Nixon, trataron varias veces de expulsarle del país, sobre todo a tenor de su activismo pacifista y la oposición frontal que mostró contra la guerra de Vietnam.

Según Jonathan Wiener, profesor de Historia de la Universidad de California, en su libro “Un trozo de verdad: los documentos del FBI sobre John Lennon” esta agencia gubernamental controlaba  las actividades del ex Beatle en Nueva York, con el fin de reunir pruebas para lograr su deportación y así ‘neutralizar’ a una figura de la música a quien consideraba una amenaza”.

Entre otros documentos que aporta en su obra, Wiener consiguió un mensaje del entonces director del FBI, Edgar Hoover, en el que alegaba que el caso Lennon “debe ser manejado de una forma rápida y por agentes con experiencia”.

VIDA PERSONAL

Cynthia Powell fue la primera esposa de John, a quien conoció en 1957 en la Escuela de Artes de Liverpool, donde estudiaron juntos.  La pareja se casó en agosto de 1962 en la ciudad donde había nacido el cantante, una vez que la joven le dijo que estaba embarazada.
Curiosamente era esa la etapa de mayor “boom” de The Beatles y su mánager, Brian Epstein, ante la posibilidad de que algunos fans no lo tomaran muy bien, dijo a la pareja que mantuvieran el enlace en secreto. Julián, como pusieron a su retoño, nació en abril de 1963.

En noviembre de 1966 John Lennon conoció a Yoko Ono, una artista vanguardista que exponía en Londres y, aunque existen versiones diferentes de cuándo se relacionaron, lo cierto es que tras un viaje de Cynthia, se encontró en el domicilio a la japonesa con su bata y desayunando con su marido. Además la distancia entre Lennon y su primera mujer ya era bastante notable. Cynthia falleció en abril de 2015 en su residencia de Mallorca (España), curiosamente a los 75 años de edad.

Ono y Lennon se casaron en Gibraltar el 20 de marzo de 1969, pero ambos formaron un tándem artístico y contestatario que se puede resumir en las encamadas en pro de la paz que protagonizaron ese mismo año, de dos semanas de duración, en Amsterdam y Montreal, en una forma original de protesta pacífica contra la guerra de Vietnam.

En 1971 la pareja se trasladó a vivir a Nueva York y, aunque tuvieron etapas de desencuentros en la que apareció May Pang, que actuó un tiempo como asistente personal del artista, pero lo cierto es que Yoko y John volvieron a unirse y, tras tres abortos involuntarios, la artista japonesa le dio un hijo  el 9 de octubre de 1975, en el cumpleaños 35 de Lennon, a quien pusieron de nombre Sean.

LEGADO ARTÍSTICO

Al margen de su vida personal, y por muy peculiar que haya sido, uno de los elementos que lo mantiene como un símbolo y un referente mundial, al margen de por lo trágico de su desaparición y su relevancia como hombre de paz, ha sido el gran y  extenso legado musical que dejó.

En febrero de 1991 fue galardonado,  a título póstumo,  con el prestigioso premio Grammy por su contribución extraordinaria al mundo de la música, galardón que recogió su viuda, quien  aprovechó para  hacer una diatriba a favor “de la conservación y seguridad de nuestro planeta, como le hubiera gustado a John”.

Lennon fue asesinado el 8 de diciembre de 1980 ante las puertas de su residencia en el edificio Dakota, al otro lado de Central Park, donde se encuentra también el jardín Strawberry Fields. Recibió ocho disparos de Mark David Champan, un hawaiano que todavía cumple condena.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus