•   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Sirviéndose de la figura del controvertido magnate estadounidense Donald Trump, la obra "Los hijos de Trump", de la compañía Mascabrothers, presenta en México una lectura sobre el capitalismo exacerbado de la mano de los brókers.

"No es un show nuevo de los Mascabrothers, sino el pretexto de una obra" para recuperar otra llamada "Brokers", que "trata de los excesos, la envidia y la forma de vivir" de los corredores de bolsa, dijo a Efe Germán Ortega, actor en la obra y fundador de esta popular compañía.

En sus diferentes escenas, continuó, en las que apenas hay diálogo y los actores están apoyados por proyecciones de video, la obra es una "crítica social de la gente que tiene y quiere más".

Así, "Los hijos de Trump" retrata el salvaje e irreverente mundo de las altas finanzas analizando el lujo, la fama, el poder o el narcisismo utilizando como excusa al magnate, un icono de todo ello.

"Todo el mundo se ha manifestado contra Trump, cantantes y actores", valoró Ortega, añadiendo que ellos han utilizado la fórmula teatral para expresar su crítica hacia el precandidato republicano a la presidencia de Estados Unidos.

El magnate inmobiliario no ha dejado de generar polémica con sus comentarios sobre inmigración desde que el pasado 16 de junio anunció su aspiración a ser el candidato republicano en la carrera por ocupar la Casa Blanca.

Trump defiende la deportación de Estados Unidos de más de once millones de indocumentados y la construcción de un muro en su frontera sur con México, para bloquear los flujos de inmigración clandestina.

"Los hijos de Trump" es un espectáculo "con mucha calidad e inteligencia", continuó el actor, que arranca con un monólogo del mismísimo Donald Trump en el que da la bienvenida a "frijoleros" y suelta perlas "como que no quiere en el país a violadores", tal y como describió a muchos mexicanos en Estados Unidos.

Seguidamente, presenta a sus hijos, no de sangre, sino por creencias y formas de entender la vida. Son los 'brókers', a quienes "corona como sus hijos y da pelucas güeras (rubias)" acordes a su inconfundible color de pelo.

"No hay diálogos, todo son onomatopeyas e interacción con el público y la gente sale muy contenta (...) se ríe mucho", agregó hoy el actor, tras unas primeras representaciones con éxito de público.

La obra se representara hasta finales de noviembre en el Teatro Aldama de la capital y la compañía espera girarla por México en los próximos meses.

Ortega aseguró que la obra no es política ni busca directamente "escupir" en la imagen de Trump, pero sí criticar esta forma de vida marcada por la codicia propia de las altas finanzas.

Los Mascabrothers llevan 27 años en escena, han protagonizado shows en televisión, obras de teatro con y sin diálogo, y comedias y musicales como "Spamalot".

Actualmente preparan el musical de "El joven Frankenstein", que prometen "tropicalizar" como han hecho con otras obras, explicó Ortega.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus