•   Los Ángeles, California  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El exbasquetbolista Lamar Odom, casado con la modelo estadounidense Khloe Kardashian, se siente cada vez mejor, dijo este lunes su familia, seis días después de haber sido encontrado en estado de coma en un burdel de Las Vegas.

"Lamar siempre ha sido un tenaz, con un espíritu combativo que le permitió superar muchos obstáculos difíciles y hacer posible lo imposible", señaló en un comunicado su tía JaNean Mercer.

Mercer agregó que "lo que ha logrado en los últimos días está en línea con lo que es: que desafía las probabilidades en la batalla más dura que tuvo que realizar en su vida".

"Cada día, Lamar se está convirtiendo en más fuerte y alcanza etapas importantes en su recuperación", añadió.

Odom, de 35 años, fue hospitalizado el martes en la unidad de cuidados intensivos de un hospital en Las Vegas y recibió después la visita de ex compañeros de equipo, incluyendo la estrella de la NBA Kobe Bryant.

La investigación policial reveló que había consumido cocaína y sustancias para desarrollar el rendimiento sexual durante su estancia de varios días en un burdel.

Su carrera

Odom ganó dos títulos de la NBA con Los Angeles Lakers (2009 y 2010), y jugó su último partido de la NBA en el 2013 con el uniforme de Los Angeles Clippers.

El exjugador de la NBA vio aumentar su popularidad cuando apareció en un programa de televisión con la familia Kardashian. Se casó con Khloe Kardashian en diciembre de 2010 y se separó de la popular presentadora y modelo en 2013, aunque el divorcio de la pareja no ha sido formalizado legalmente.

En el proceso de su divorcio, fue condenado por conducir ebrio a tres años de libertad condicional y tratamiento.

La vida personal de Odom estuvo marcada por muchas tragedias. En particular, fue criado por su abuela después de la muerte de su madre cuando tenía 12 años.

En el 2006, el nativo de Nueva York también perdió a uno de sus tres hijos con su primera esposa Liza Morales, víctima de muerte súbita.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus